Gracias Totales: La nostalgia de ver por última vez a Soda Stereo

Es por muchos conocida la leyenda de Soda Stereo. Una de las bandas más importantes de nuestro continente –sino es que la más relevante– que durante pocos años de carrera lograron innovar y darle cierta sofisticación al rock que se hacía en nuestro idioma. Muchas cosas han pasado desde ese entonces, despedidas y reuniones. Pero quizá el hecho que marcó su destino fue lo que pasó el 4 de septiembre de 2014, cuando después de cuatro años luchando por su vida y debido a un accidente cerebrovascular, el gran Gustavo Cerati falleció.

Desde entonces se han hecho un montón de cosas para recordarlo y transmitirle a las nuevas generaciones que no les tocó ver a Gustavo, Charli y Zeta en vivo lo que significó la música de Soda en el imaginario colectivo de todo Latinoamérica –y sobre todo en México. En 2017 se estrenó Sép7imo Día, el espectáculo sonoro y visual que el prestigioso Cirque Du Soleil creó con base en las rolas de la banda, pero no se asemejaba a un concierto. Después de muchos años, Charly y Zeta decidieron cerrar con broche de oro la carrera de la banda con Gracias Totales, un show en el que mezclan sus clásicos con visuales impresionantes y para el cual se reunieron todo tipo de personas, desde los que les dio chance de ver a Soda en 1997 o 2007 ahora con sus familias, hasta los que de plano nunca pudieron disfrutarlos en vivo y se quedaron con las ganas. 

Foto: Luis Avilés

A las 9 de la noche en punto, las luces del Foro Sol se apagaron para recibir a los dos miembros restantes de Soda Stereo. Con un video donde nos mostraban las diferentes etapas de la banda, desde sus inicios cuando eran tres jóvenes que traían influencias del new wave hasta aquel mítico último concierto en el Estadio de River Plate y pasando por las fechas finales que dieron como trío en 2007, Zeta Bosio y Charly Alberti saludaron rápidamente al público y tomaron sus lugares para arrancar una noche nostálgica.

“Sobredosis de TV” fue la rola con la que abrieron, donde nos dimos cuenta de qué iría todo este show, un repaso por la vida y obra de la banda argentina y claro, recordar el enorme legado que nos dejó Gustavo Cerati que no podemos negarlo, su fantasma se hace presente en todo momento. Con unos videos inéditos de las sesiones de grabación de Doble Vida en Nueva York, con Soda Stereo paseando por los lagos de Central Park, dieron paso a la dinámica que veríamos durante toda la noche, un montón de invitados especiales (en vivo y a través de videoclips) tomando con respeto el lugar que Cerati dejó.

Foto: Luis Avilés

Y no había mejor manera de hacerlo que con Richard Coleman, uno de los colaboradores recurrentes en la historia de la banda, quien en guitarra y voz tocó “Hombre al agua”. Llegaría el turno de León Larregui que se aventó “Disco Eterno”, que aunque le estaba echando un buen de ganas a la rola, el audio no le ayudó y prácticamente no se le escuchaba a la perfección. Álvaro Enríquez de Los Tres tomó el micrófono y nos hizo saber que “El rito” de ver a Soda Stereo está más vivo que nunca

Con invitados no escatimaron, pues el querido Rubén Albarrán hizo suya una de las joyitas en la discografía de Soda, “Lo que sangra”, que le dio frescura y ánimo al show. Quizá el momento más especial de la noche fue cuando subió al escenario Benito Cerati para cantar “Zoom”, el talentoso hijo del músico argentino, pues fue como si de manera viviente pero con otro aspecto lo estuviéramos viendo como en los viejos tiempos, compartiendo la música con sus compañeros“Trátame Suavemente” se escuchó gracias a Adrián Dárgelos, quien le aportó toda esta teatralidad que tiene a la hora de cantar frente a todo el público. 

Foto: Luis Avilés

De repente salió Andrea Echeverri de Aterciopelados, quien nos recordó aquella épica colaboración que hizo junto a Soda Stereo cuando grabaron el MTV Unplugged que inmortalizarían en el disco Confort y música para volar, aunque en esta ocasión no cantaría esa rola, sino “Pasos”, comiéndose el escenario con su interpretación y con el extravagante look que siempre nos muestra. Después de la participación de la cantante colombiana y con imágenes aéreas de Buenos Aires, comenzó a sonar “En la ciudad de la furia” donde por supuesto respetaron la icónica interpretación de Cerati como el hombre alado que veremos volver, aunque muchos nos quedamos esperando ese momento

Las pantallas del lugar nos mostraron a la banda en los 80 en plena sesión de fotos en las Pirámides de Teotihuacán para darle paso a una de las canción más esperadas de la noche por muchos motivos. Con un charango en las manos, el maestro Gustavo Santaolalla subió a cantar “Cuando Pase El Temblor” con Zeta y Charly. Como era de esperarse, el público chilango la coreó como si no hubiera un mañana, sobre todo porque dentro de nosotros las frases que conforman la canción aún abren heridas después del 19S. 

Foto: Luis Avilés

El Foro Sol se iluminó cuando sonó “Fue”, mientras la imagen de Gustavo Cerati se aparecía en las pantallas para regalarnos uno de esos momentos de lagrimita con aquella canción melancólica que nos habla sobre caer. Para “Un millón de años luz” recurrieron a Simon Bosio –sí, el hijo de Zeta– en la guitarra y la voz de Mon Laferte, quien curiosamente –no sabemos si fue porque estaba nerviosa– no mostró el enorme vocerrón que tiene, al contrario, fue muy puntual su participación. 

“Primavera 0” nos dio una última vista al Soda Stereo clásico, pues en el escenario únicamente estaban Charli y Zeta tocando mientras detrás de ellos un video de Cerati cantando esta rola los acompañaba pero el momento que muchos estaban esperando llegó, cuando de repente comenzaron a sonar los cuatro acordes de “De Música Ligera”.

Desde que se anunció este show llamó la atención el nombre de Chris Martin –quien en 2017 en un concierto en Argentina cantó junto a su banda este clásico del rock latino–, pues pensábamos que estaría presente en el show, sin embargo grabó un video cantando la rola. Aunque se le iban algunas palabras en español, ver y escuchar al vocalista de Coldplay cantando esa rola en específico nos hizo entender hasta dónde ha llegado la banda, y por supuesto que el público la cantó a todo pulmón, pero con un sentimiento agridulce. Ahora sí que como diría Paty Chapoy: “muy interesante pero muuuy essstraño”. 

Foto: Luis Avilés

Al final con 19 canciones, Zeta Bosio y Charly Alberti dijeron adiós junto a todos los invitados de esta noche especial. Cada uno dirigió unas palabras al público que a pesar de decir cosas diferentes iban hacia el mismo lado, darle las gracias al público mexicano por tantos años de apoyo, pero sobre todo por formar parte de su historia. Si algo nos quedó claro es que este no es en sí un concierto de Soda Stereo, sino un tributo en toda la extensión de la palabra, como si los dos miembros que nos quedan de la banda hubieran decidido dejar a un lado sus egos para recordar lo más importante, el legado que escribieron a lo largo de casi 10 años juntos y honrar la memoria de Gustavo Cerati.

Este concierto es para todos aquellos nostálgicos que se quedaron con ganas de ver a la banda en vivo, no hay de otra. Así como el nombre de esta gira, Charly y Zeta se despidieron con los brazos levantados y diciendo Gracias Totales a todos los mexicanos. Este fue el último respiro del monstruo llamado Soda Stereo y al parecer será mejor dejarlo descansar para siempre.

Setlist

“Sobredosis de TV”

“Hombre al agua” con Richard Coleman

“Disco Eterno” con León Larregui de Zoé

“El rito” con Álvaro Enríquez de Los Tres

“Lo que sangra (La cúpula)” con Rubén Albarrán de Café Tacvba

“Signos” con Julieta Venegas

“Juego de Seducción” con Walas de Massacre

“Zoom” con Benito Cerati

“Trátame Suavemente” con Adrián Dárgelos

“Pasos” con Andrea Echeverri de Aterciopelados

“En la ciudad de la furia”

“En Remolinos” con Robi Draco Rosa

“Cuando pase el temblor” con Gustavo Santaolalla

“Fue”

“Un millón de años luz” con Mon Laferte

“Persiana Americana” con Fernando Ruíz Díaz de Catupecu Machu

“Prófugos” con Juanes

Encore

“Primavera 0”

“De Música Ligera” con Chris Martin de Coldplay