Se nos está acabando el año y con él los conciertos. Uno de los festivales más esperados por todos fue Catrina 2019, y es que no era para menos pues se ha posicionado como uno de los eventos imperdibles del año si es que te gusta la música. Como cada año, el Parque Ecológico de Puebla recibió a miles de asistentes para vivir una jornada memorable llena de actos que nos dejaron claro por qué los incluyeron en el cartel de este año.

Desde temprano, la gente se fue dando cita para ver a sus bandas favoritas y ya estando ahí hasta se animaron a ver las nuevas propuestas junto a la enorme variedad de artistas que se dieron cita en un mismo lugar. Además de ser un festival de música, Catrina ha demostrado ser un espacio en el que los asistentes también puede convivir con la naturaleza (por ahí vimos algunos patos dando la vuelta entre los escenarios). Pero si no tuvieron chance de ir al Catrina 2019, por acá les contamos cómo se puso y qué fue lo que más nos gustó del festival. 

Dorian

Arrancando con todo, Dorian se subió al escenario Catrina para dar uno de los shows más bailables de toda la jornada. Y no era para menos, pues los españoles tocaron la gran mayoría de sus éxitos frente a todo el público que desde temprano estaba viéndolos. Por supuesto que no podían faltar canciones como “La isla”, “Paraísos Artificiales” y claro, “La tormenta de arena”, con la que hicieron que el escenario principal se convirtiera en una enorme pista de baile.

Ed Maverick

Sí, sabemos que no le encanta a todo el mundo la música de este chico, pero si algo nos quedó muy claro en Catrina 2019 fue que la mezcla de géneros y sonidos en un solo lugar es posible. Ed Maverick tomó el escenario Indio para tocar los hitazos que a su corta edad ha creado. Es impresionante el apoyo que tiene por parte de la gente, pues la zona de ese escenario estuvo prácticamente abarrotada para cuando tocó el de Chihuahua –a pesar de algunos detractores que andaban por ahí–. El joven de 18 años se plantó y tocó rolas como “Ropa de bazar”, “Fuentes de Ortíz” y “Acurrucar”, mientras todos sus fans (igual de jóvenes que él) cantaban a todo pulmón.

Kimbra

Ya estaba cayendo la noche, y no había mejor manera de quitarnos el frío que con unos buenos beats bailables a cargo de Kimbra. Su set fue corto pero a lo largo de el tiempo que le dieron tocó la gran mayoría de las rolas que la catapultaron como una de las artistas más interesantes de su generación. La cantante neozelandesa aprovechó cada oportunidad que tuvo para saludar al público y agradecer por estar ahí, escuchando sus canciones. Kimbra sorprendió porque no tocó “Somebody That I Used To Know”, la rola por la que se hizo conocida pero no hizo falta.

Enjambre

Enjambre no necesita presentación, pues desde hace algunos años se han colocado como una de las bandas más fuertes que tenemos en México. Desde antes de que acabara Kimbra, la gente ya se estaba moviendo al escenario Indio para ver a los de Zacatecas y cantar junto a ellos lo mejor de su discografía. Luis Humberto Navejas y compañía se aventaron un setlist bastante equilibrado entre las rolas viejitas que sus fans de antaño aman, hasta las nuevas canciones que sacaron este año. En casi una hora, Enjambre puso a cantar y hasta llorar (sí, nos dimos cuenta que a algunos se les salieron las lágrimas) a todos sus fans para cerrar un año en el que la rompieron por completo.

Mac DeMarco

Una de las presentaciones más esperadas de todo Catrina era la de Mac DeMarco, y es que no era para menos pues el canadiense es uno de los músicos más divertidos y talentosos que hay en todo el mundo. En punto de las ocho de la noche, Mac subió para presentar su nuevo disco, así como todo los hitazos que ha ido componiendo a lo largo de los años. Durante todo el tiempo que tuvo, DeMarco se mostró contento y agradecido con el público de Puebla por abarrotar el lugar donde se estaba presentando. Fue tanto el cariño y la conexión que hubo con el público que al final de “Still Beating”, Mac DeMarco le regaló su guitarra acústica a un fan, nada más para que se den un quemón. Al final el músico nos dejó con ganas de más, chance y en una de esas vuelve el próximo año.

Hombres G

Estábamos ya en la recta final del festival Catrina pero aún nos faltaban más emociones por vivir. Después del show de Mac DeMarco, toda la gente fue moviéndose hasta llegar al escenario donde se iba a presentar Hombres G, tocando las rolas que a la gran mayoría nos han acompañado a lo largo de los años. Por supuesto que los españoles no se guardaron absolutamente nada, pues desde el principio comenzaron a soltar rolones como “Te Quiero”, “Lo Noto” y muchas más combinadas con temas de su más reciente disco. Una presentación llena de nostalgia y muchas gargantas destrozadas por cantar junto a uno de los grupos que marcó la historia del rock en español.

The Flaming Lips

Para cerrar con broche de oro, The Flaming Lips nos regaló uno de los conciertos más memorables que se hayan visto en mucho tiempo y desde que tomaron el escenario Catrina se sintió lo que estábamos a punto de vivir. Wayne Coyne se subió para demostrarnos por qué es uno de los mejores frontman que tenemos en la actualidad, y no lo decimos a la ligera pues hizo de todo para demostrarlo, desde animar a la gente con su simple presencia hasta meterse a una enorme bola de plástico, subirse a un pony y aventando globos al público. La selección de canciones no pudo haber sido mejor, pues combina lo mejor de toda su discografía. Al final, los Flaming Lips armaron una fiesta infantil en Puebla, llena de buena vibra, magia y emotividad.