ATOMS FOR PEACE

Jueves, 10 de octubre
Pepsi Center WTC
México, DF

EL CONCIERTO:

Atoms For Peace se presentó por primera vez en México (en el primero de dos conciertos en el DF) para promover su debut formal como banda, AMOK. También se interpretaron varias canciones del disco solista de Thom Yorke, The Eraser y una que otra sorpresa por ahí. De izquierda a derecha en el escenario: Nigel Godrich en los sintetizadores, teclados y guitarra; Thom Yorke en la voz, guitarra y piano; Joey Waronker en la batería; Mauro Refosco en las percusiones, xilófono y un extraño instrumento que parecía caña de pescar (su nombre es berimbau según @maucaraballo); Flea en el bajo y melódica. En cuanto a visuales, no se podía esperar menos con músicos de esta altura. El fondo estaba adornado con franjas horizontales quebradas cuyos bordes se iluminaban de distintos colores junto con otras figuras rectangulares que se mezclaban entre las luces. Las entradas al concierto se agotaron, así que el foro estaba a su máxima capacidad.

SETLIST:

1. Before Your Very Eyes…
2. Default
3. The Clock
4. Ingenue
5. Stuck Together Pieces
6. Unless
7. And It Rained All Night
8. Harrowdown Hill
9. Dropped
10. Cymbal Rush

ENCORE:
11. Skip Divided
12. Feeling Pulled Apart by Horses
13. Rabbit in Your Headlights
14. Paperbag Writer
15. Amok

ENCORE 2:
16. Got To Give Up
17. Atoms for Peace
18. Black Swan

INVITADO ESPECIAL:

Por petición de Thom Yorke, su buen amigo James Holden fue el artista encargado de abrir el escenario del Pepsi Center. Ya habíamos visto al artista británico la semana anterior cuando realizó su set el sábado por la madrugada en el primer Nocturno del festival MUTEK.MX. Esta vez, Holden se presentó en su faceta de live act, lo cual significa que venía acompañado por un baterista mientras Holden se encargaba de toda la programación. El productor de música electrónica lanzó un nuevo álbum este año, titulado The Inheritors, y pudimos escuchar un poco del disco. Lástima que el show se acabó antes de que se cumplieran 40 minutos.

OPINIÓN:

Más por curiosidad que emoción, me tocó ver a una de esas bandas que jamás pensé que fuera a ver en vivo. Por mucho tiempo, Atoms For Peace fue un proyecto alterno donde Yorke y Godrich podían jugar a su antojo en su propio laboratorio sin la interferencia de los otros integrantes de Radiohead. Aunque en el estudio cualquier combinación loca es posible, la idea de poner a Yorke y a Flea en el mismo escenario parecía algo irreal, tomando en cuenta los compromisos que tienen dos de las bandas más grandes del mundo. De hecho, los Red Hot Chili Peppers apenas se presentaron en México a inicios de este año. Era más factible ver un DJ set de Godrich y Yorke -como lo estuvieron haciendo por un rato- que una gira mundial con toda la banda reunida. Pero bien, aquí estamos: Atoms For Peace en vivo.

La banda arrancó el concierto con la canción que abre AMOK, “Before Your Very Eyes”, a mi juicio la mejor canción en el álbum. Siempre es algo molesto que un artista inicie con lo mejor de su repertorio porque te roba de la emoción que brinda la anticipación de escuchar tu tema favorito más adelante… pero ya qué. Aunque en el disco “Before Your Very Eyes” es una canción que te arrulla con ese increíble falsetto y los glitches de Godrich que se escuchan de manera tan sutil en el fondo, en vivo el tema agarra fuerza gracias a la prominencia de las percusiones. De hecho, con una sección rítmica tan imponente, es casi imposible mantenerte parado y rígido. Cuando tienes una batería, percusiones y tu bajista es Flea, el cuerpo se rebela y se mueve por su propia cuenta al compás del ritmo.

Ya que ando en eso, sabes que no estás viendo un concierto de Radiohead cuando Yorke no es el que se roba los aplausos con sus pasos de baile epilépticos. Aunque Flea salió con camisa y bermudas -su versión de business causal– no necesita tocar el funk metal de su otra banda para ponerse a bailar como cristiano poseído. Cuando empezaron a tocar “Default” -quizás el tema más “Radioheadioso” de AMOK-, el choque olímpico de los pasos de Yorke y Flea tuvo tantas repercusiones que hasta me hizo olvidar los problemas de audio (de siempre) del Pepsi Center. Una ya termina por resignarse de ciertas cosas. No le puedes pedir a las rocas que hablen así como no puedes esperar un buen sonido en este recinto.

Y bien, justo cuando parecía que la banda iba a tocar su disco según el orden del tracklist, se escucharon las primeras notas de “The Clock” -una rola de The Eraser– lo cual también indicaba que el concierto iba a durar más tiempo que los 45 minutos que dura AMOK. Otro de los hits, “Ingenue” fue el siguiente tema en el setlist y eso puso feliz al público, aunque eso dejaba una interrogante… ¿con qué rolas van a prender después? Por equis razón no están tocando “Judge Jury and Executioner” en su gira, así que los átomos pacifistas lo dejaron todo en los primeros minutos, como el maratonista que corre a toda velocidad en los primeros 100 metros de la carrera. AMOK es un buen disco, pero aparte de cuatro o cinco temas, el resto del álbum está conformado de experimentos no terminados. En otras palabras, son temas sin estructura que no transmiten mucho al espectador. Las canciones ganan mucho cuando son interpretadas en vivo, aunque dejan a la gente bailando como zombies ya que las melodías carecen de emoción (no son temas que dejan residuos en tu mente).

El setlist terminó muy bien con gemas como “Harrowdown Hill” y cuando la banda dejó el escenario, parecía que el concierto ya se había acabado aunque sólo hubiera transcurrido una hora. El público pidió un encore y la banda los consintió. Primero tocaron “Skip Divided” y luego “Feeling Pulled Apart By Horses” para que Flea pudiera brillar en el bajo. Después Thom se sentó al piano para tocar You and Whose Army? digo, “Rabbit in Your Headlights”, de su colaboración con UNKLE. Flea dijo algo en el micrófono y todos le aplaudieron por su monólogo como si fuera un niño mudo que emite sus primeras palabras ¡Bien por él! Entre tanto grito no se escuchó bien lo que dijo pero seguro tenía buenas intenciones. Para cerrar, Atoms For Peace tocó (¿tocaron?) el tema titular precedido por “Paperbag Writer”, un oscuro lado B de hace diez años fue como Yorke se acordó que tenía otra banda por ahí y de seguro hubo una buena cantidad de fanáticos que la identificaron.

El encore llegó a su fin pero los roadies salieron al escenario para cambiar instrumentos, no para desenchufar el equipo, y las luces del recinto todavía no se encendían. Eso sólo podía significar una cosa (pausa dramática) ¡¡¡¡EL SEGUNDO ENCORE DE LA MUERTE!!!! Y así fue. Los cinco integrantes salieron al escenario a tomar sus lugares, el público los recibió con muchas ovaciones y gritos, parecía que una sorpresa nos esperaba y vaya sorpresa que nos dieron: un cover de Marvin Gaye de una canción que se llama “Got To Give Up”. Claro, al momento de escucharla en vivo, el último nombre que podía pasar por mi mente era el de Marvin Gaye. Yorke no tiene fama de hacer covers de otras bandas donde él no esté involucrado.  Pero bueno, eso sí fue… inesperado.

Todavía no sé qué demonios fue eso, pero yo creo que Yorke seguía celebrando su cumpleaños y por lo tanto tenía derecho a tocar lo que se le pegara la gana, aunque no se supiera la rola. Como era de esperarse, alguien la cagó a la mitad así que Yorke interrumpió el tema (no podía ser un concierto de Thom Yorke sin que alguien la cagara a mitad de una rola) y reanudó con su falsetto elevado por cinco octavos. O algo así, no tanto. El concierto llegó a su fin decentemente con “Black Swan” y “Atoms for Peace”.

Fue un concierto interesante. La primera hora fue bastante buena, la segunda algo prescindible. No es necesario que un concierto se alargue más de lo necesario para exprimir al máximo el costo de un boleto. Un concierto puede durar una hora y cuarto y ser memorable, de la misma manera que un concierto de dos horas puede quedar en el baúl del olvido. ¿Alguien quiere ver fotos?

DSC04811

DSC04588

DSC04925

DSC04524

DSC04683

DSC04826

DSC04625

DSC04903

DSC04917

DURACIÓN: 1 hora y 45 minutos
FOTOS: Diego Figueroa @halofive
RESEÑA: @ShyTurista (shy@sopitas.com)
NÚMERO DE VECES QUE SE MENCIONÓ “RADIOHEAD” EN ESTA RESEÑA: 3. Bueno, 4 si cuenta la de esta línea.

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas... More by Francisco Alanís

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook