No fue un concierto y ya. Un aura especial cubre todo lo relacionado con Santa Sabina y más ahora que se conjugaron dos hechos de alta emotividad: la conmemoración de ocho años de la muerte de Rita Guerrero, fallecida el 11 de marzo de 2011, y el aniversario 30 de la banda.

Si a eso le añaden que se celebran veinte ediciones del Vive Latino (en cuya primera estuvo Santa Sabina), pues ya se imaginarán…

Foto: Alan Cortés

Lo que hicieron los integrantes de Santa Sabina fue un homenaje a la vampiresa del rock mexicano. Y, a diferencia de lo ocurrido en las presentaciones ofrecidas con motivo de la presentación del filme Rita, el documental, en esta ocasión “los sabinos” no mostraron su virtuosismo sobre una pista con la voz de la fallecida, sino acompañados de voces que igual de queridas que la de Guerrero.

Amandititita, Jessy Bulbo, Rubén Albarrán, Denise Gutiérrez (de Hello Seahorse!), Alfonso André y Sandra Miche (de Descartes a Kant), fueron los encargados de entonar canciones que muchos del público estaban ansiosos de volver a escuchar en un Vive Latino: “El Ángel”, “Estando aquí no estoy”, “chicles”, “Vampiro” y “Azul casi morado”, algunas de ellas.

Foto: Raul Kigra (OCESA)

Foto: Raul Kigra (OCESA)

Foto: Raul Kigra (OCESA)

Un homenaje a Rita Guerrero. Y sí, se le extraña. Pero Santa Sabina demostró por qué fueron elegidos para abrirle a King Crimson en 2003 y por qué fue y sigue siendo una de las mejores bandas que han existido en el rock mexicano. Basta escuchar cómo Poncho Figueroa hace tronar su bajo y el virtuosismo de Alex Otaola en la guitarra. De esas bandas que no sabes ni pa’ donde voltear, de lo fregón que se escucha en vivo.

Con menos público del que se hubiera esperado para un evento irrepetible como el sucedido, Santa Sabina inició con “Gasto de saliva”. Ellos solitos, pero no por mucho: Dafne Carballo y Sandra Michel de Descartes a Kant acompañaron con una muy teatral interpretación de “La garra” y, luego acompañados del baterista de Caifanes, “A la orilla del sol”.

El tiempo se fue rápido y cuando la gente se comenzaba a retirar, el combo sorprendió al soltarse con “Chicles” con Jessy Bulbo, Amandititita y Rubén Albarrán de Café Tacvba en las voces. Pero la verdadera sorpresa fue oír cómo Denise Gutiérrez cerró la presentación interpretando “Estando aquí no estoy. El fin llegó con “Azul casi morado” con todos los invitados sobre el escenario.

Galería

Foto: Alan Cortés

Foto: Alan Cortés

Foto: Alan Cortés

Foto: Alan Cortés

Foto: Alan Cortés

Foto: Alan Cortés

Foto: Alan Cortés