Si hay algo por lo que múltiples pensadores y filósofos se han quebrado la cabeza, es por buscar una verdad absoluta; una que abarque todo y que resuelva el motivo de la existencia y vida misma, del propósito del humano. En su momento, Ian Curtis pensó que la vida no tenía ningún sentido y que lo mejor era terminar con ella. Esto, sin embargo, no lo sabemos a ciencia cierta; en realidad solo son versiones de sus allegados. Entonces nos encontramos con otras vidas, otras historias. Una de ellas es la de New Order, una banda que se formó a partir de la muerte de Curtis. 

Como mencionamos, la verdad tiene muchas vértices, por eso es que para conocer una historia debemos conocer cada una de ellas. Eso es precisamente lo que New Order quiso con su serie-documental Transmissions, la cual ya tiene un segundo capítulo con Gillian Gilbert, quien no pertenecía a Joy Division pero se unió a NO para tocar los teclados y la guitarra. Además, era la primera mujer en una banda con raíces post-punk pero que ahora incursionaba en un género completamente nuevo (para ellos): el synthpop.

Ya está el segundo episodio de la serie-documental de New Order, 'Transmissions'

“Las reacciones a mi llegada (a New Order) fueron mezcladas. Porque el primer disco aparece luego de la disolución de Joy Division. Van a tener muchas comparaciones”, comienza a decir Gillian.

“Nosotros comenzábamos a grabar justo después de la muerte de Ian.Todos se sentían un poco tristes. Jamás había trabajado con alguien como Martin (Hannett); él te hacía hacer cosas una y otra y otra vez. Eran cosas que yo no sabía. Es bueno tener la perspectiva de alguien más desde fuera. Me gustaba, pero creo que a los otros miembros no les gustaba trabajar de esa forma, continúa Gillian.

Ya está el segundo episodio de la serie-documental de New Order, 'Transmissions'

Asimismo dice que a Martin le gustaba trabajar de noche, y que posiblemente esa es la razón por la cual el disco, hasta cierto punto, es oscuro. “Cuando empiezas a reproducir las canciones en un lugar solitario es muy inquietante comparado a lo que hacemos ahora”. 

“Ellos eran muy secos y serios. Se tomaban muy en serio todo, además de la música. Así que creo que cuando Ian murió ellos se unieron y continuaron pensando: ‘¿Por qué renunciar a toda esa música, especialmente cuando la hicimos con Ian?’, termina Gillian en esta segunda entrega del documental de New Order sobre Movement, el primer disco que lanzaron bajo este nombre y en el cual se incluyen algunos cortes creados por Ian Curtis. Aquí te dejamos el segundo episodio de Transmissions:

Movement fue producido por Martin Hannett, quien en ese entonces pertenecía a Factory Records, la disquera encargada de apadrinar a New Order. Él produjo a Joy Division, Magazine, Orchestal Manoeuvres in The Dark y Happy Mondays, por mencionar algunos. De las canciones de Ian que pasaron a esta producción fueron “Ceremony”, el primer single promocional que no aparece en ningún disco excepto en ediciones de lujo y álbumes compilatorios. De ésta sigue “In a Lonely Place”, la cual se incluyó en la edición de colección de Movement de 2008. Este material tendrá un box set de lujo, que a propósito de él se creó la serie-documental de Transmissions. 

Si quieres ver la primera parte del documental, da click aquí.