Por: Federico Franco

La nostalgia por el rock clásico ha convertido al género en un mito al cual nos aferramos. Los debates sobre las similitudes de una banda emergente con algún antecesor, directo o indirecto, han generado en ocasiones más polémica que la música o las presentaciones en vivo.

De vez en cuando, proyectos nuevos dejan las palabras de lado y concentran la atención en su sonido novedoso y emocionante. Tal fue el caso de The Raconteurs, con los álbumes consecutivos de 2006 y 2008, Broken Boy Soldiers y Consolers of the Lonely.

The Raconteurs
Foto: Especial

Sí: es rock con riffs y solos. Pero tomar las bases para darles una envoltura con producción sin fórmulas estereotípicas, los colocó como nuevos exponentes de un viejo conocido.

Al ser una superbanda, sabíamos que no estarían juntos para siempre. En The Raconteurs (The Saboteurs sólo en Australia) coinciden White y Bernard Benson como dupla de frontmans que dialogan para contarse historias.

The Raconteurs
Foto: Cortesía

La similitud de timbres llega a tal grado, que White bromea con colocar sus voces en canales de audio distintos, para diferenciarlos en las entrevistas, como pasa en sus tres LPs. Se suman Jack Lawrence y Patrick Keeler como formación básica, con un Dean Fertita (Queens of the Stone Age, The Dead Weather) que apoya en producción, grabaciones y en vivo.

Absorbidos por la producción digital, el ermitaño análogo se ha encargado de recordarnos los beneficios de la vieja escuela: graba en su propio estudio (Third Man Records), maquila los discos físicos a mano, y los masteriza en su estación de radio pirata.

Todo podría parecer una fachada neoludista alrededor de uno de los guitarristas más activos de los últimos veinte años, pero cuando entrega material creado artesanalmente en uno de sus tres proyectos activos (solista, The Dead Weather y The Raconteurs), el aislamiento cobra sentido.

The Raconteurs tuvieron once años inciertos, con apariciones muy ocasionales en el escenario, relanzamientos y supuestas sesiones de estudio, para finalmente anunciar Help Us Stranger.

Ya que cada miembro exploró distintos caminos, se puede afirmar que las once canciones nuevas estuvieron más de una década en algún sitio de su producción creativa. Este tercer LP probablemente nunca hubiera visto la luz, de no ser porque la banda se alegró de tocar de nuevo, y funcionó al intentar reunirse.

The Raconteurs
Foto: Cortesía

Las doce canciones no paran de replantear las estructuras típicas de los géneros de los que heredan elementos. Hay blues con sintetizadores, coros obscuros y guitarras que se responden a través de los canales en “Now That You’re Gone”; folk sureño con congas, palmas y shakers en la canción homónima; y bluegrass con un desplante inmenso de instrumentos en la canción que cierra el álbum.

Las temáticas modernas en envase retro contrastan de forma intrigante. Como muestra, el rock sureño y sincero en “Somedays (I Don’t Feel like Trying)”, es una oda al resultado de no tener descanso alguno (burnout en viernes, ¿alguien?), para cerrar con un puente que la transforma en su propia respuesta.

Como clásicos tracks de riffs acelerados y batería sin descanso, que podremos presenciar en la CDMX en noviembre, están “Bored and Razed”, “Don’t Bother Me”, “Sunday Driver” (con un video que resume lo clásico y novedoso de esta banda), “Live a Lie” y “What’s Yours Is Mine”.

Parte de las costumbres de White es coverear canciones para traerlas a nuevas generaciones. En el disco, el caso es “Hey Gyp (Dig the Slowness)”, de Donovan, en el que reimaginan la alteración con banda completa.

La atención al detalle en la producción hace que nos cuestionemos cómo se mostrarán en vivo canciones como “Thoughts and Prayers”, que no es la conclusión de este LP por casualidad: es una épica en motivos e instrumentación. Violines disonantes, crescendos y velocidad, despiden este álbum de reunión.

Help Us Stranger tiene, hasta ahora, tres versiones en vinil (negra, blanca y esmeralda transparente). Podremos ver a The Raconteurs por primera (¿será tal vez la única?) vez en la CDMX para la décima edición del Corona Capital.

The Strokes, Billie Eilish, Interpol, Weezer, Keane, The Raconteurs: ¡Ya llegó el tan esperado cartel del CC19!


Dato curioso: Gibson LE REGALÓ a Jack White esas tres custom en el mismo color, con Bigsbys y detalles especiales, solo para que grabara el disco.

Jack White
Foto: Cortesía

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook