The Shins, la banda americana de indie rock formada en 1996, acaba de lanzar dos canciones en memoria y tributo de su difunto ex compañero Richard Swift. Estas rolas llevan por nombre “Waimanalo” y “Trapped By the Sea” y llegan como su primer material desde que lanzaron en el 2017 Heartworms, su quinto disco de estudio. Pueden escuchar las canciones por acá abajo.

Foto por Erika Goldring/Getty Images

Estas rolas son parte de una serie llamada Fung Yep Soundation, la cual comenzó con Lucius emitiendo versiones de “Christmas Time Is Here” y “Keep Me Hanging On” el año pasado. Ambas canciones fueron escritas y producidas por el líder de The Shins James Mercer. En un increíble acto de solidaridad hacia la familia de Richard  Swift, decidieron que las utilidades que deje Fung Yep 2 se irán para apoyar a su familia en este difícil momento, así como también a las fundaciones MusiCares y Music Support UK. En el comunicado oficial del lanzamiento de Fung Yep 2, Mercer expresó que el objetivo de la serie es “crear conciencia sobre la adicción y acercar a la comunidad a los que sufren”.

Foto por Kevin Winter/Getty Images

La Fundación MusiCares es una organización incorporada por la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación. Su objetivo es ser un espacio al que los músicos puedan recurrir en tiempos de cualquier tipo de crisis. El objetivo principal que tienen es concentrar los recursos de la industria y utilizarlos para dar servicio humano a problemas que afectan directamente la salud y el bienestar de la comunidad musical.

Fue el año pasado que Swift perdió la batalla ante una enfermedad relacionada con el alcohol a los 41 años de edad. Swift además de ser el vocalista de apoyo y tecladista de The Shins del 2011-2018, también formó parte del acto de The Black Keys. En su faceta como productor trabajó con artistas como Foxygen, Sharon Van Etten y Damien Jurado. Su LP póstumo, The Hex, salió el otoño pasado.

Foto por Michael Stewart/WireImage

En aquel triste momento, la familia del fallecido músico publicó un comunicado en tributo a su vida: “Sí, Richard Swift sufría de adicción al alcohol, y en última instancia es lo que le quitó la vida. Con el apoyo de familiares y amigos y la ayuda de MusiCares, Richard se había internado en rehabilitación durante varias estancias en los últimos dos años, pero su cuerpo cedió antes de que pudiera superar la enfermedad. Richard falleció en la madrugada del 3 de julio de 2018 en un centro de cuidados paliativos en Tacoma, WA. Vivirá siempre en su esposa Shealynn y sus tres hijos Madison, Adrian y Kennedy”.