Hablemos de festivales. Hablemos de lo que ustedes y nosotros, en el papel de asistentes, damos por hecho casi siempre cuando vamos a alguno de ellos, de esas ‘pequeñeces’ que nadie nota, pero que si nadie hace, la alegría y emoción podrían convertirse en una pesadilla o hasta en una tragedia. Es momento de hablar de esos pequeños detalles que uno esperaría que ya estuvieran resueltos, o bien, de esos trabajos que solo son notorios cuando se hacen mal, pero cuando se hacen bien, nadie lo agradece ni lo aplaude. (cof, cof, el síndrome de los ingenieros de audio… cuando la banda suena bien, es “qué bien tocó la banda”, y cuando la banda suena mal, es “qué pésimo ingeniero tenían”). Y tú dirás, “pues claro, para eso les pagan”, y sí, pero eso no les quita mérito ni reconocimiento de toda la joda que se meten; ellos son parte de los responsables de lograr que tengas una experiencia irreal cuando vas a un festival.

Foto: Lalo Landeros

Es por eso, que hoy, a manera de reconocimiento, queremos hacer mención de algunos personajes que están detrás de un festival y que nadie reconoce –y de hecho, muchas veces los tratan pésimo solo por hacer su trabajo (cof, cof, cuando el staff te dice que por ahí no es la salida y tú te enojas)– desde los recoge basura, hasta los vendedores de chela, hagamos un recuento de esos héroes sin capa.

1.- Staff (Control)

Sin ellos los accesos de entrada y salida serían un completo caos. Todo mundo entraría y saldría por donde sea, y el flujo de personas sería un descontrol total. Podrás decir “ay, pero siempre es un caos en la salida”, pero muchas veces, aunque no lo creas, ese caos lo hacemos nosotros por no seguir indicaciones. No te enojes porque te mandan a otra puerta, o no te dejan salir y volver a entrar, solo están haciendo su trabajo.

Coordenada 2018

Foto: Lalo Landeros

2.- Ingenieros de audio e iluminación

Son de los primeros que llegan, y de los últimos que se van. Que si el soundcheck de 4 horas, que si los artistas estrellitas cambian todos sus niveles a la mera hora, o que si deciden no ir al soundcheck porque divas… y como lo dijimos antes, cuando una banda suena bien, es culpa de la banda, y cuando la banda suena mal, es culpa del ingeniero. Pero imagina la crisis que sería, que las bandas arreglaran todo esto solos… con sus egos, ja. Buena suerte.

Foto: Eduardo Landeros

3.- Los señores cheleros

Qué onda con su habilidad de meterse en todos lados aunque el escenario esté a reventar. Esas cervezas no se van a acabar solas, y lo mejor, es que SIEMPRE están ahí, tengas o no tengas sed. Imagina lo pesado de estar con un cartón en la cabeza vendiendo cervezas, y que llegue el pasado de listo a hacerse el chistoso e intentar agandallarse algo. Están ahí toooodo el día.

Foto: Eduardo Landeros

4.- Los famosos ‘jalacables’

Hacen, muuucho más que jalar cables. Desde el hecho de que se asegurarn de que no haya desperfectos con el cableado (ya sabes, cables enredados en el piso, accidente asegurado), hasta checar todas las conexiones de iluminación, y audio.

Foto Eduardo Landeros

5.- Paramédicos

Bueno, no hace mucha falta decir por qué son necesarios. Muchas veces ni notamos su presencia y esperamos no necesitarlos, pero ante algún accidente, ellos siempre están ahí. Desde crisis nerviosas, desmayos, y hasta les toca atender a los borrachos que se les apaga la luz.

Foto: Eduardo Landeros

6.- Cocineros para artistas y medios

Sí, ya sea para el sopibecario o para Mi Banda El Mexicano, para los organizadores o para los que trabajan en las activaciones de marcas, alguien se encarga de que haya comida en el festival. Hasta un sencillo sándwich no se puede mover solo.

7.-Policía

Aunque a veces sus modos no son los mejores, y en más de una ocasión incluso cuestionables, la Policía se encarga de que las cosas no se salgan de control -por lo menos en la entrada, y seamos honestos: ¿quién no se ha encontrado con uno que es bien rifado? que se avientan uno que otro chiste y que incluso hasta bailan mientras escuchan a las bandas a lo lejos.

8.- Los…¿ponedores de pasto?

Ok, ok, este no es el nombre oficial de su rol, y no es lo único que hacen pero, ¿tenías en mente que hay gente que se dedica a poner y acomodar el pastito o alfombrá plástica en toooodo el festival? Sí, y no basta con ponerlo una vez, si es un festival de más de un día, entonces la talacha es diaria. Las personas que están detrás de todos los fierros, que son los que llegan antes que nadie y se van hasta lo último, son unos verdaderos rifados.

9.- Los Foodtrucks

¿Sabes qué implica la logística de todos los carritos de comida que hay en un festival? Meses de planeación, pimpear el Foodtruck -o de plano comprarlo-, hacer un exhaustivo inventario de comida, tener las cuentas bien claras para que nada se les quede y además, ser los más rápidos del Oeste al momento de atenderte. Labor titánica que también se puede ir bien al sur si llueve o, peor aún, si el evento se cancela, ¿te imaginas quedarte todo ese producto?

10.- Los de limpieza

Sí, ellos son los que recogen el vasito que dejaste botado por ahí, levantan las colillas que aplastaste en la tierra o en el pasto, y se aseguran que al día siguiente el lugar quede lo más limpio posible para volver a hacer toooodo otra vez. A la siguiente que vayas a un festival o concierto, recuerda su labor y tira tu basura en algún bote. ¡Haz paro!

11.- Protección Civil

Por acá, se aseguran que todas las rutas de acceso y de evacuación estén bien señaladas en caso de una contingencia. Se aseguran que el recinto tenga las medidas de seguridad necesarias para los miles de asistentes. Así como la salvaguarda de los bienes de la gente y del medio ambiente.

12.- Activaciones de marcas

Híjole, ¿a poco crees que los festivales se pagan nomás con la venta de boletos y de chelas? Muchos se quejan de que las marcas llegan a invadir todos los espacios en los festivales, pero bueno… de ahí sale la lana para pagarle a Trent Reznor y compañía. Fuera de eso, imagina todo el crew que está en los ‘hospitalities’ o en las activaciones de alguna marca… ¿tú crees que no querrían estar cantando y bailando ahí con todos? Pues claro que sí, pero su trabajo es primero, al igual que toda la lista que te presentamos.

Foto: Eduardo Landeros

Hagamos conciencia para que en el próximo festival, al menos les regales una sonrisa o les des las gracias. Sin ellos, los festivales serían un caos, de verdad.