A pesar de que Francisca Valenzuela ha estado desde el 2014 enroscada en un proyecto que se llama vida, el 2019 fue un gran año para ella. Participó en Lollapalooza Chile, siendo uno de los actos más aclamados por la crítica musical; realizó un gran show y despliegue en el cierre de los Juegos Panamericanos y fue conductora en el programa Bios. Vidas que Marcaron la Tuya de NatGeo, retratando la vida de la reconocida banda Café Tacvba. Sin embargo, el 2020 marca el regreso oficial de Francisca a su vida como escritora, compositora y músico. El 2020 es el año del renacer de a la instrumentista chilena, en gran parte, gracias a su recién estrenado álbum La Fortaleza.

Tuvimos la fortuna de entrevistar a Francisca y explorar su trabajo más actual, que al final del día, es ella misma. Exploramos “Flotando”, su último sencillo, el cinematográfico video que la acompaña, su proceso creativo y hasta un poco de lo que la hizo esperar al momento correcto para hacer un nuevo disco. La Fortaleza es el ejemplo perfecto de la sincronización musical. De que la música se hace para que el corazón cuente sus experiencias. Y de que el tiempo es el mejor amigo de un artista paciente. Aquí les dejamos la entrevista:

Instagram @franciscamusic

-De todos tus sencillos anteriores, “Flotando” es la primer balada romántica. ¿Me puedes contar sobre ella?

“Efectivamente, de los sencillos que he estado lanzando, es la única que es romántica, romántica. Las otras han tenido como otro sentimiento. ‘Tomame’ es una canción más lujuriosa, más placentera. “Ya No Se Trata de Ti” habla de lo contrario a “Flotando”, de una relación tóxica. “Héroe” habla del empoderamiento individual. Pero en el caso de ‘Fotando’, retrata ese momento del enamoramiento y de estar entregándote a alguien y sentirse cómoda. Cuando alguien te quiere, te acepta y te acoge tal cual como eres”.

“Es una canción casi cinematográfica. De cuando te vas entregando, enamorando, casi obsesionado con un a persona y una relación. Es como ese romance, pero no uno fantasioso, sino ese mundano, con los pies en la tierra”.

Instagram @franciscamusic

-Tus videos siempre son muy artísticos y comunicativos. El video de “Flotando” es uno muy romántico, una historia de amor. Pero además de eso ¿Qué buscaste comunicar en el video?

“Quería hacer algo que fuera por una parte estético y bien estilizado, pero también algo que fuera entretenido, pop. Con eso me refiero a un video performático, cantando a cámara. Íntimo, cercano y natural también. No tan teatral. Quería interactuar con la cámara de una manera muy espontánea. Mi idea era hacer este video que representara ese momento cuando estás pensando en alguien y entras en este estado de entonación que interrumpe todo”.

-Tu estilo para cantar es extremadamente particular. El orden de tus versos es muy interesante, porque tu música es 100% pop, pero no puedo dejar de pensar en que de alguna manera estás rapeando… ¿Esto tiene que ver con tus influencias americanas? ¿El rap o el hip-hop son géneros influyentes en tu vida?

“¡Qué interesante observación! Yo creo, puede ser que  por una parte soy una persona que tiene mucha influencia muy ecléctica. Soy muy fanática del pop y de la música hip-hop y de R&B. Especialmente de los 90. Como que todo eso me influyó mucho. Por otro lado también influyó mucho en mí la música folklórica y la música de cantautor que tiene ser muy verborréica. Yo creo que más que ser una fan de querer algo que fuera más rapeado o no, creo que para bien o para mal trato de meter muchas palabras en cada frase“.

Instagram @franciscamusic

“También creo que mi enamoramiento viene más con la letra. Yo me considero más una autora y una liricista y luego una músico y una cantante. De verdad. Yo creo que la manera de cantar vino por defecto. No siempre me sentí como una cantante. Ha sido un proceso que sigo mejorando. Es decir; yo creo que mis fortalezas tienen que ver con otras cosas cosas. Y mi identidad artística también. Y algunas de esas es la parte de la escritura, la narración y el texto“.

“Entonces creo que me nace mucho escribir rítmicamente con mucha letra y se vuelve un desafío escribir de otra manera. Hay canciones que deben de llevar menos letra, que son más espaciadas o que tienen melodía diferente. Siempre estoy buscando maneras de salirme de mi zona de confort y componer o escribir siendo yo pero también utilizando o aprendiendo otras herramientas”.

Cortesía

-Entonces, ¿la parte de escribir es la que más te gusta?

“La parte de escribir. Yo creo que sí. O sea, en verdad ahora quizá también me gusta mucho la parte como de imaginarme cada canción y cada mundo el el que va a vivir. Es decir, ahora que estoy dirigiendo los videos, también me gusta mucho esa parte. Me gusta mucho el pensar en el proceso. Pensar el disco y las canciones como algo 360. La música, la composición, le escena en vivo, los videos. Como que me gusta mucho conceptualizar y hacer esa bajada desde los diferentes frentes”.

“Pero sí creo que el punto de origen de componer o de ser músico ha venido desde el texto. Desde el escribir. Como dice el dicho: ‘tres acordes y una verdad’. Como que me siento con la guitarra o el piano y es como expresarse, canalizar, catarsis. Viene de ahí originalmente todo”.

Instagram @franciscamusic

La Fortaleza es tu primer material discográfico desde Tajo Abierto de 2014. Tardaste seis años en sacar un nuevo disco. ¿Por qué ahora y qué pasó en este tiempo?

“Pasaron tantas cosas… Por una parte me puse a hacer otras cosas. Armé Ruidosa que es un festival y una plataforma, por otra parte empecé a componer para otra gente. Desarrollé otras áreas de trabajo. Pero también, yo creo que me tomé un tiempo. Pasé por una depresión y estuvo complicado. No tenía muchas ganas de componer y estar en el escenario. Me costó mucho salir de ahí y volver a tener ganas de seguir adelante con música. Y como todas las personas del mundo que pasan por ahí, fue un viaje”.

“Entonces yo creo que en esos años si bien estuve activa y estuve tocando en Chile un poco y trabajando en otros proyectos yo creo que la convicción y la entrega necesaria no la podía dar en ese momento. Hoy en día sí lo puedo hacer. Me siento super alineada con mi proyecto. Inspirada. Con ganas de crear y de estar en los escenarios y de darle con todo a ser músico que también exige un montón. Y nada, la vida se metió entre medio, pero ahora, se viene el disco y vienen videos, gira y un montón de contenido que va a echar a andar la máquina con mucha fuerza y con mucha emoción, mucho arte, mucha expresión y muchos proyecto”s.

Instagram @franciscamusic

-Ya sacaste los sencillos: “Tómame”, “Ya No Se Trata de Ti”, “Héroe” y “Flotando”. Todos son musicalmente un poco diferentes. Hay cambios de ritmos, melodías cambiantes en cada uno, pero ¿qué tienen en común estas canciones y todas las que escuchamos en La Fortaleza?

“Yo creo que tienen en común que son canciones honestas, sinceras y que son activas. Que son de una persona que vive la vida y está pasando por algo. También creo que son canciones que tienen siempre un poquito de reflección y humor. Siempre he dicho que es pop con dientes, ¿no? Como que tiene un mordisco y también creo que soy alguien que artísticamente y musicalmente súper ecléctica”.

“Me gusta mucho tocar el piano y componer en banda pero en el caso de ‘héroe’ por ejemplo compuse sobre una base rítmica y armé esa progresión y ese beat y después le puse flauta. Me gusta explorar con otras herramientas. Y las canciones de la fortaleza yo creo que lo que tienen en común es justo que hablan de la fortaleza. De la fortaleza individual de cada uno y de la fortaleza colectiva. De la comunidad y del ser social que somos. Y también la fortaleza de ser vulnerable emocionalmente. Característica que muchas veces la hemos apartado del concepto de fuerza”.

Cortesía