Years & Years y su tributo a la comunidad LGBT en el Corona Capital 2019

Parece que fue ayer cuando Years & Years se hiciera famoso por ganar la encuesta Sound Of de la BBC en 2015. Ese mismo año, será recordado por el trío británico de música electrónica pues gracias a su primera producción, titulada Communion, llamaron la atención de la gente y de los medios gracias a grandes rolas como “King” y “Shine”, alcanzando el número 1 en las listas de popularidad de Reino Unido e Irlanda. Ahora, volvieron a pisar suelo mexicano para ofrecer un par de conciertos, uno en el Plaza Condesa –que dicen fue todo un éxito–, y una responsabilidad mucho mayor… cerrar un escenario del Corona Capital 2019.

Foto: Alan Cortés

La carpa Levi’s siempre es sede del final más bailable del Corona Capital, y esta vez no fue la excepción, ya que como lo mencionamos anteriormente, Years & Years se encargó de cerrar la décima edición del festival. Los asistentes desbordaban la carpa, y entre fans de los británicos y curiosos, no cabía un alma más en el espacio destinado a este escenario del festival.

El frontman, Olly Alexander, estaba incrédulo ante la cantidad de personas que se presentó a la cita final de la carpa, y vaya que reciprocó la respuesta de la gente. La pista de baile no parecía tener final, y ahí dejamos la última energía que nos quedaba para bailar, al ritmo de “Sanctify”, “Karma” y “Desire”, entre otras.

Foto: Alan Cortés

Olly reconoció pasar antes a darse una vuelta por Keane y Billie Eilish para prepararse ante su set de la noche, y se notaba bastante desinhibido, riendo cada que podía para presentar una nueva canción, como si llenar el Levi’s solo fuera un sueño más.

Los visuales mostraban el camino hacia un viaje espacial lleno de baile, lo que sonaba respaldado por un live set que dejará anécdotas por contar dentro de los años siguientes. La gente no paraba de moverse, lo que nos deja cuestionando una vez más si es momento de extender mínimo un día más este festival capitalino, porque mucha gente gritaba “Saquen el after”, rumbo al final del show.

Foto: Alan Cortés

Olly entregó su mejor voz, por ejemplo, en “Palo Santo”, homónimo de su disco más reciente, y con un par de coristas, logró dejar a la audiencia pasmada frente a lo que estaba presenciando.

Sin quererse ir, la banda inglesa reconoció que el momento había llegado, por lo que se dirigieron hacia “King”, ante un público que no paraba de brincar con los acordes en teclados que nos decían adiós hasta la siguiente vez que nos visiten. Y ojo porque seguramente esta canción era de las más esperadas de la noche, muchos por acá conocimos a Years & Years gracias a esta rola del 2015 que nos puso a bailar a todo mundo. Y justamente, fue lo que pasó en el CC19… cuando llegó esta canción, de verdad que parecía que la gente estaba dispuesta a dejarlo todo en la carpa para bailar toda la noche. Qué buen show el del trío británico. Aunque Olly se quedara casi sin voz al final de su concierto, valió la pena la espera porque se pinta solo para eso de ser frontman.

Dato curioso: de aplaudirse cuando Olly sacó la bandera LGBT. Los gritos llegaron hasta el escenario principal.

Foto: Corona Capital