Una encuesta observada en el periódico argentino La Nación, elaborada por la firma Fonality , reveló que los empleados se mantienen la mitad de su día haciendo cosas poco productivas. Y es que hay mucha gente que en cuanto llega a la oficina, lo primero que hace es lanzarse por el café y en la tienda se pone a chismear hasta con el tendero si es necesario, con tal de no regresar a trabajar.

Ya que regresaron del huateque en la tiendita de la esquina, prenden la computadora y entran al Facebook, Twitter y a Sopitas.com ( eso si es productivo, no se espanten). Y ahora si, después de todo esto, se ponen a trabajar.

Aunado a esto, los trabajadores ocupan un tercio de su día laboral en mandar mails, confirmar citas, enviando faxes e increíblemente, hasta borrando el correo no deseado.

Y ustedes, ¿ son de los que pierden el tiempo?