Mientras tú estás leyendo esta nota, probablemente, del otro lado del charco haya un pequeño enano vestido de verde vomitando unos cuantos litros de Guinness negra. Así es, hoy es el día de San Patricio. Y para festejarlo todo Irlanda se pone más verde de lo normal, niños, ancianos y mujeres terminan con tréboles en los ojos y zapatos con punta de espiral en los pies. Algunos van incluso un poco más lejos:

Se conmemora la muerte de San Patricio, el Santo patrón de Irlanda. Esta festividad dura unos 5 días en la ciudad de Dublín, sin embargo su sede más espectacular se encuentra en NY, donde el desfile es observado por más de dos millones de personas. Se preguntarán por qué los gringos tienen esta primicia y no los Irlandeses, pues la respuesta no es la que imaginan, no es nuevamente el síndrome gringo de apropiarse de los buenos eventos. Este desfile tiene su historia, se celebró por primera vez en NY en 1762, cuando los soldados irlandeses marcharon a través de la ciudad. Por motivos de migración, la fiesta irlandesa se celebra en otros pueblos como Belfast, Manchester, Birmingham, Londres, Coatbridge, Montreal, Boston, Filadelfia, Chicago, Kansas, Savannah, Denver, Scranton,en Soto y Toronto.

Por ejemplo en Chicago, en el 2005 se tiñó el río de verde para celebrar la fiesta:

Mientras acá en México se están terminando los carnavales, allá comienza la fiesta del año. Quién fuera enano y viviera en Dublín para vestirse de verde ¿no creen muchachos?