10 datos que debes conocer sobre el gasto en publicidad de los estados

Los chicos de Article 19, organización internacional que busca proteger el derecho a la libertad de expresión, información y prensa, se esfuerzan continuamente por recopilar información contante y sonante que nos ayude a conocer el estado real de este derecho y su garantía. Hace poco presentaron su informe en torno a la violencia contra periodistas. Hoy, nos muestran su recopilación en torno a Gasto en Publicidad Oficial en Entidades Federativas 2013. Aunque en general, tenemos la grata sorpresa de que los estados se han vuelto más transparente sobre el modo en que ejercen su gasto en publicidad, algunos datos siguen siendo alarmantes.

Según Article 19 y la Asociación por los Derechos Civiles:

La publicidad oficial se refiere a los espacios en los medios de comunicación que compra el gobierno para informar a la ciudadanía. Debe ser entendida como un canal de comunicación entre el Estado y los ciudadanos. Debe ser clara, objetiva, fácil de entender, necesaria, útil y relevante para el público. No debe promover –explícita o implícitamente- los intereses de ningún partido ni del gobierno

En un sistema democrático, la publicidad oficial se funda en el derecho a saber de la población y la obligación de los gobiernos de informar, explicar y justificar sus decisiones y actividades. Por esto, la publicidad oficial debe sustentarse bajo los criterios de claridad, objetividad, equidad y no discriminación.

En otras palabras, la publicidad oficial debe tener por objetivo informar en torno a programas y a aplicación de recursos, y no debe ser usada para hacer propaganda de los mismos ni de personajes públicos. Sin embargo, cada vez con más frecuencia estos recursos son usados de manera casi personal por distintos actores políticos. Ya conocemos de sobra el caso del Manuel Velasco Coello (en la foto de portada junto al ilustre Enrique Peña Nieto), el gobernador de Chiapas que gastó millones en su propia imagen dentro y fuera de su estado.

Antes de presentarte los datos más importantes del reporte de Article 19, es necesario que hagamos algunas aclaraciones sobre los términos:

En primer lugar, el concepto del gasto en publicidad oficial suele confundirse con el de presupuesto de comunicación o el presupuesto de las coordinaciones de comunicación o social. Sin embargo, los gastos en publicidad oficial se refieren a los recursos ejercidos para la compra de espacios en medios de comunicación, mientras que los presupuestos de coordinación social integran también los gastos como salarios de los funcionarios que trabajan en las dependencias que se encargan de esto, entre otros.

Article 19 se preocupó tanto por los gastos ejercidos por los gobiernos de los distintos estados, como por la calidad en el acceso y detalle de la información que los estados ofrecieron al respecto. En su recopilación de datos, los chicos de Article 19 utilizaron un criterio de 5 estrellas para evaluar la prontitud, orden y exhaustividad de la información que los estados proporcionaron. Las calificaciones fueron puestas del siguiente modo:

  • Si facilitaron el acceso al presupuesto aprobado para publicidad oficial, ganan 1 estrella.
  • Si facilitaron el acceso al presupuesto ejercido en publicidad oficial, ganan 1 estrella.
  • Si detallaron los montos destinados a cada tipo de medio de comunicación (prensa escrita, radio, televisión, internet y otros), ganan 1 estrella.
  • Si facilitaron el acceso a los montos destinados por nombre de proveedor, ganan 1 estrella.
  • Si detallaron los montos destinados a cada concepto o campaña de comunicación, ganan 1 estrella.

Lo que se pretende con este sistema es calificar el detalle con que las autoridades estatales respondieron a la solicitud de información sobre aplicación de recursos a publicidad oficial.

Para que comprendas mejor los datos que a continuación te presentaremos, es  importante que tengas en cuenta las siguientes tablas, en las que podrás comparar, por un lado, las estrellas obtenidas en cada una de las 3 ocasiones en que se ha realizado este reporte y, por otro, los presupuesto totales (hasta donde ha sido posible conocerlos) ejercidos por cada estado.