200 federales llegan a Nueva Jerusalén

En Nueva Jerusalén está prohibido leer los diarios, beber, estudiar y jugar al fútbol. Enclavado en el municipio de Turicato, el pueblo fue fundado en 1973 por un tal Martín de Tours luego de una aparición de la Virgen del Rosario a una anciana de nombre Gabina Romero.

El lunes pasado, Nueva Jerusalén fue el único poblado del país en el que los niños no regresaron a clases. La facción más conservadora de la secta fundada dirigida por Mr. Tours impidió, a punta de machete, que los maestros ingresarán al pueblo y quemó una de las escuelas.

Hoy, el Gobierno ha enviado a 200 policias federales y estatales para tranquilizar la confrontación entre los que impiden la impartición de clases y los pobladores que quieren que reinicie el ciclo escolar. Según información de el Universal, un comandante dela Policía Federal se reunió con el encargado del orden de la Nueva Jerusalén, Cruz Cárdenas Salgado, uno de lo seguidores de la secta integrista que prohibe a las mujeres descubrirse el pelo, usar pantalones y a los niños jugar al fútbol:

“Lo esférico representa el mundo, y la Virgen del Rosario nos dijo en una aparición que quien patea la pelota de fútbol está pateando el mundo, obra sagrada de Dios. Obra sagrada de Dios… Por eso preferimos el fútbol americano, porque la pelota es ovaladita y no se parece al mundo. Eso sí se permite aquí, en la Nueva Jerusalén”

El conflicto religioso en Nueva Jerusalén no es nuevo, claro, y por si se preguntan porque el gobierno no había hecho algo para impedir que el fanatismo religioso se extendiera por la región, aquí un hecho curioso, por decir lo menos.

En 1994, luego de la muerte del fundador de la secta, Papá Nabor, los pobladores de la región, a través de mediums, recibieron mensajes de lo que ellos llamaban las almas bienaventuradas: entre las que se encontraba el alma de Lázaro Cárdenas, el expresidente, sí.

Esas voces les ordenaron que tenían que votar por el partido de la bandera. El PRI.