Durante este año, la política de uso y posesión de armas en Estados Unidos estuvo sobre la mesa en varias desafortunadas ocasiones, mismas que cobraron la vida de estudiantes, periodistas, civiles en eventos masivos, etc.

Y si revisamos los números a nivel nacional resulta verdaderamente escalofriante.

De acuerdo con la organización Gun Violence Archive, misma que se encarga de contabilizar los incidentes (en Estados Unidos) relacionados con armas de fuego, del 1° de enero al 31 de diciembre (a la hora de publicación de esta nota), se registraron un total de 56 mil 484 incidentes relacionados con arma de fuego, de los cuales 14 mil 506 terminaron en la muerte de alguien.

De manera impresionante fueron 339 tiroteos masivos.


Los números de esta organización revelan que el número de incidentes con armas es mucho menor que el año anterior, incluso que en el 2016.


El número de niños de entre 0 y 11 años que resultaron muertos o heridos derivado de estos incidentes fueron 663. Además, los adolescentes de entre 12 y 17 años fueron dos mil 815.

La cosa es que de acuerdo con la organización The Trace, quien se dedica a mapear estos incidentes, en los últimos cinco años se han registrado más de 150 mil tiroteos.

¿Será entonces que se necesita armar a los maestros en las escuelas para combatir los tiroteos? ¿O atribuyendo estos “incidentes” a terroristas y enfermos mentales solamente? 

Si quieres saber qué hay detrás de la política de uso de armas y el intenso debate en el país norteamericano, acá te dejamos el contexto.

Leer: ¿Qué hay detrás de la política de uso de armas en Estados Unidos? 

*Imagen destacada Gun Violence Archive