Hay 26 personas en el mundo casi tan ricas como la mitad de la humanidad Tienes que saber

Hay 26 personas en el mundo casi tan ricas como la mitad de la humanidad

Como todos sabemos, la desigualdad económica en nuestro país y a nivel mundial aumenta cada vez más… sin embargo ¿sabes en qué dimensiones? Resulta que desde la crisis financiera mundial el número de multimillonarios se ha duplicado: el año pasado la fortuna de 26 personas creció en 2.5 mil millones de dólares al día. Peor tantito, estos súper ricos y las corporaciones multimillonarias están pagando tasas de impuestos más bajas que nunca. Así lo informa Oxfam en su estudio “Public good or private wealth?”.

Contrastado con ello, al menos 3.4 mil millones de personas —lo que se traduce en casi la mitad de la humanidad— apenas sobrevive a la pobreza extrema y vive con menos de 5.50 dólares por día —al precio del dólar del día de hoy estamos hablando de 105 pesos diarios—.

Pa’ pronto: la riqueza de los muy ricos aumentó, al igual que la pobreza de los MUY pobres.


Estos 26 más ricos del mundo incluyen a varios estadounidenses, entre los que aparece Jeff Bezos de Amazon, Bill Gates de Microsoft, Mark Suckerberg de Facebook, etc. Y cuando decimos que el número de ricos aumentó estamos hablando de que aproximadamente cada dos días se creó un multimillonario entre 2017 y 2018.

Como lo mencionamos anteriormente, los más ricos están disfrutando de los niveles más bajos de impuestos en décadas, tanto ellos por sus posesiones como por sus corporaciones.

Tanto es así que a nivel mundial sólo 4 centavos de cada dólar de ingresos fiscales provienen de los impuestos sobre la riqueza, mientras que en algunos países el 10% más pobre paga más dinero de sus ingresos por concepto de impuestos que el 10% más rico.

Esto es desastroso: hay menos dinero para los servicios públicos vitales como salud y educación.

En cuanto a las afectaciones en el sector educativo, al día de hoy existen 262 millones de niños que no podrán ir a la escuela por la falta de recursos ¿Impactante? En Kenia —África oriental— una niña pobre tiene una posibilidad entre 250 de seguir estudiando más allá de la secundaria.

Esto refleja que los servicios públicos están sufriendo una alarmante falta de recursos, ya que comúnmente los gobierno subcontratan a empresas privadas que excluyen sistemáticamente a los más pobres. Por ello, en muchos países tener acceso a una educación decente o una atención médica de calidad se convirtió en un lujo.

¿Aún no es suficientemente preocupante? En todo el mundo, todos los días mueren 10 mil personas que no tuvieron acceso a una atención médica adecuada, por lo que la esperanza de vida en algunas partes de nuestro planeta es escalofriante.

En Sao Paolo, Brasil, por ejemplo, la esperanza de vida en las zonas más ricas es de 79 años, mientras que en las más pobres es de 54 años.

Esto significa que tu calidad y esperanza de vida en este planeta depende de cuánto dinero tengas. De acuerdo con el estudio de Oxfam Internacional, en los países en desarrollo, un niño que haya nacido en una familia pobre tiene el doble de probabilidades de morir antes de los cinco años, en comparación con un niño que nació en una familia rica.

Y para acabarla de amolar, la desigualdad es sexista.

Resulta que a nivel mundial los hombres poseen un 50% más de la riqueza mundial en comparación con las mujeres. Además, controlan en 86% de las corporaciones.

Para dimensionarlo, las niñas se retiran primero de la escuela cuando sus familias no tienen dinero para pagar alas cuotas y, las mujeres, se ausentan de sus trabajos y pasan más horas cuidando a sus familiares enfermos cuando fallan los sistemas de salud.

Además, resulta que justo este trabajo de cuidar a los enfermos —realizado exclusivamente por las mujeres— se estima que equivale a 10 billones de dólares, cantidad que es 43 veces el volumen de negocios anual de Apple.

¿Qué se puede hacer? 

De acuerdo con Oxfam, lo que se necesita es transformar las economías para brindar servicios universales de salud, educación y otros servicios públicos.

Se explica que para esto las personas y corporaciones más ricas deberían pagar su parte justa de impuestos. Esto va a conducir a una reducción dramática en la brecha que existe entre ricos y pobres, así como entre mujeres y hombres.

Comenta con tu cuenta de Facebook