¡Zaz! "El Licenciado" señala a Emma Coronel de ayudar al Chapo a escapar de prisión Tienes que saber

Hoy en Narcos casos de la vida real: Les dejamos las 4 cosas que parecían telenovela en el juicio del Chapo

Durante el juicio del Chapo en Estados Unidos nos enteramos que había sobornado a expresidentes, policía, ejército, etc., que el operativo de su captura fue toda una historia digna de una película, las rutas de tráfico de drogas rumbo a territorio gringo, etc.

Sin embargo, también otras cuantas que fueron dignas de una telenovela. Hoy, en Narcos Casos de la Vida Real, les dejamos un recuento de los más buenos.

  • ¡Renataaaaaa! No lo dejaron abrazar a su esposa Emma Coronel

Después de que la defensa pidió que dejaran al Chapo abrazar a su esposa por “razones humanitarias”, el juez Brian Cogan consideró que había demasiados riesgos, por lo que a pesar de la buena conducta del capo, negó el permiso.

De acuerdo con la defensa del Chapo, el abrazo entre su cliente y  Coronel sería ante la mirada del jurado, los policías y el juez. Y en este escenario, Guzmán Loera no tendría no oportunidad de intentar un escape. Sin embargo, estas garantías no fueron suficientes y la respuesta fue un rotundo: no.

Vale recordar que el Chapo y Coronel no se habían visto desde que el capo fue extraditado a Estados Unidos, en 2017 —justo cuando comenzó la gestión de Donald Trump en la Casa Blanca— y sólo habían intercambiado un par de miradas en las audiencias judiciales previas al juicio.

  • Sus hijas lo van a visitar al juicio

En lo que se percibió como una estrategia legal para ayudar al Chapo, en diciembre del año pasado las gemelas del narcotraficante acudieron a la corte en Brooklyn para presenciar una de las audiencias de su padre.

De acuerdo con varios medios, al parecer el Chapo no sabía que lo visitarían ya que al verlas, las saludó muy efusivamente, les mandó besos y no les perdió la vista ni un segundo.


Se especuló que la visita de las gemelas fue parte de una estrategia de la defensa del Chapo para intentar mostrar el lado humano del narcotraficante justo antes de las fiestas decembrinas.

¿Habrá funcionado?

  • El fugitivo romance con la chapodiputada

Cuando apenas tenía 21 años, Lucero Guadalupe Sánchez conoció al Chapo -por ahí del 2010-. Ella llegó a ser diputada en Sinaloa y fue retirada de su cargo por su relación con el narco.

Al parecer, por lo que sucedió en la sala, la exlegisladora sí estaba enamorada de él porque justo después del receso se soltó a llorar desconsoladamente al ver al Chapo y afirmó que se sentía confundida porque a veces sí lo quería y a veces no.

Ante el jurado explicó que ingresó al negocio del tráfico de la marihuana por petición del Chapo (por amor, awww). Un año después de conocerla, el narcotraficante confió en ella para mandarla a la sierra de Durango para comprar y enviarle paquetes de droga, mismos que a veces marcaba con un corazón o un 4. Según lo que ella explicó, el corazón significaba “te amo” y el 4 “bendigo el día que veniste a este mundo”.

Además, con ella escapó de uno de sus propiedades cuando fue alertado de que lo estaban siguiendo. Abrió un túnel que estaba debajo de su bañera y se escapó con la bautizada chapodiputada semidesnudos.

  • Emma Coronel y el Chapo se uniforman tras la presentación de la amante

Durante el día 32 del juicio y justo cuando aún estaba declarando la chapodiputada, Emma Coronel y el Chapo llegaron a la corte vestigos exactamente igual.

Al ser cuestionados por las razones de esta “coincidencia”, la defensa del Chapo explicó que no tiene nada de particular porque justo es Emma la encargada de comprar la ropa que su esposo utiliza en la corte.

Hoy en Narcos casos de la vida real: Les dejamos las 4 cosas que perecían telenovela en el juicio del Chapo

Foto: EFE/ Milenio

Probablemente se trató de un mensaje tanto para la amante como para el resto del mundo: Emma Coronel confía en su esposo y lo seguirá haciendo.

Comenta con tu cuenta de Facebook