51 años del día que los Beatles cambiaron al mundo

Hace 51 años tuvo lugar un hecho histórico que fue televisado por millones de personas alrededor del mundo. Para que se enjuaguen el sabor empalagoso y sobreproducido de los Grammys, lean la historia del primer show que dieron los Beatles en el programa de Ed Sullivan.

Haciendo poco de historia, el cuarteto de Liverpool había llegado a Estados Unidos luego de un intenso bombardeo de canciones hasta que finalmente “I Want To Hold Your Hand” se colocó en el número 1 de popularidad y les abrió las puertas del éxito (además de una buena campaña publicitaria). Ed Sullivan ya había contactado previamente con los Beatles y su manager Brian Epstein, cuando de paso por Heathrow, el conductor vio a un nutrido grupo de fans desvivirse por los cuatro peludos quienes regresaban de Estocolmo. Intrigado, Sullivan le ofreció a Epstein una presentacion de la banda en su show. Brian, sabiendo de la popularidad del programa, no quiso desperdiciar la oportunidad para exhibir a tus protegidos, por lo que la propuesta fue que aceptarían un pago mínimo pero a cambio el grupo aparecería en tres shows, tocarían al principio y final de cada uno y en todos serían el grupo estelar.

El mundo que aún estaba acostumbrado a cantantes como Elvis, Fats Domino, Buddy Holly, Chubby Checker y muchos baladistas, no estaba preparado para lo que acontecería esa noche de Domingo.

The Beatles

George Harrison había estado enfermo de amigdalitis, perdiéndose una sesión de fotos realizada previamente en el Central Park de Nueva York; en las fotos publicadas sólo están John Lennon, Paul McCartney y Ringo Starr. La mañana de aquel 9 de Febrero, Harrison seguía sintiéndose mal y prefirió no asistir al ensayo programado en los estudios de la CBS. Por cuestiones de iluminación y ángulos de cámara era necesario que los cuatro músicos estuvieran presentes, así que los Beatles echaron mano de su entonces road manager, Neil Aspinall, quien se colgó la guitarra de George y se paró donde se suponía que debía estar.

beatlesneil

Por la tarde, ya con Harrison integrado a la banda, el grupo grabaría tres temas frente a un público diferente al que los vería por la noche. Esta grabación tenía como intención ser transmitida posteriormente a la partida del grupo, el día 23 de Febrero. Es sabido que el audio en los estudios televisión, en materia de grupos en vivo, siempre ha sido deplorable, imagínense en aquellos días en que no se contaba con la tecnología que hay hoy. Así que los propios Beatles tuvieron que hacer el trabajo de ecualización en la consola que transmitiría el programa por la noche para que se escuchara decentemente. Para su desgracia, en aquel entonces marcaron todos los niveles que querían con gis, y un afanado hombre de intendencia vio las marcas en la consola y pensó que era vil mugre así que las borró.

A las 8 de la noche, con 728 personas en el público del Estudio 50 de la CBS, el show fue transmitido completamente en vivo por televisión. Luego de la presentación por parte de Ed Sullivan, el grupo comenzó con “All My Loving”, seguida de “Till There Was You” durante la cual aparecerían en pantalla los nombres de cada uno de los integrantes y cuando tomaron a John, apareció la leyenda “lo sentimos chicas, está casado”, además de “She Loves You”. Para la parte final del show el grupo se despidió con “I Saw Her Standing There” y “I Want To Hold Your Hand”.

beatlessullivan2

La actuación de los Beatles, que en total apenas duró 13 minutos, fue vista por una audiencia estimada en 73 millones 700 mil espectadores dentro de 23 mil 240 hogares, rompiendo todos los récords de audiencia televisiva conocidos hasta entonces. Curiosamente durante esa noche no hubo ningún reporte de actividad criminal.

Otra de las cosas acontecidas durante el show fue que al iniciar el mismo, Ed Sullivan anunció a la audiencia que los Beatles habían recibido un telegrama de parte de Elvis Presley (que aún seguía siendo El Rey) y su manager, el Coronel Parker, deseándole al grupo la mejor de las suertes y que su estadía en el país fuera de lo más placentera. Por supuesto el grupo estaba emocionado y hasta entonces se dieron cuenta que realmente estaban en el programa más popular de televisión.

Luego del show, George se fue a descansar y John, Paul y Ringo se fueron de fiesta junto a su gran fan, locutor y amigo Murray “The K” Kaufman quien los llevó al Playboy Club, escoltados por varios policías, en donde cenaron y luego se fueron al Peppermint Lounge donde estuvieron bailando hasta las 4 de la mañana.

Después de esta y las dos apariciones siguientes, el mundo no volvería a ser el mismo, una nueva era había comenzado, los cuatro de Liverpool serían los nuevos amos del universo musical. Eran unos tipos carismáticos, increíblemente talentosos, escribían sus propias canciones y emocionaban a los jóvenes como nunca nadie, desde Elvis, lo había hecho. El momento histórico quedó grabado en la memoria de millones de personas que hoy en día cuentan relatos sobre dónde estaban o qué hacían cuando los Beatles aparecieron en televisión aquel 9 de Febrero de 1964.