Esta es de esas notas que jamás quisiéramos dar, y que invariablemente nos dejan con un sentimiento de frustración y tristeza. De acuerdo a un estudio del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el 53.8% de la población infantil de México vive en algún grado de pobreza.

El estudio lleva por título “Pobreza y Derechos Sociales de Niñas, Niños y Adolescentes de México 2008-2010”, y fue presentado en conjunto entre la Unicef y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Este análisis contempla a la población mexicana de los 0 a los 17 años y arrojó que el 53.8% de los menores de edad padece algún tipo de pobreza, esto es, unos 21 millones de niños. De ellos, el 12.8% se encuentran en pobreza extrema.

Esta situación se agrava en las comunidades indígenas, donde la incidencia de la pobreza se eleva a 76.2 %, y la de pobreza extrema alcanza el 33.1%.

En cambio, en el total de la población (de todas las edades), el 46.2% de los mexicanos viven en pobreza, y el 10.4% lo hacen en pobreza extrema.

En el reporte también se consigna que 1 de cada 3 niños en el país tiene que hacer frente a la “carencia por acceso a la alimentación” y no cuentan con acceso a servicios de salud. Para acabarla de amolar, 1 de cada 10 menores de edad tiene rezago educativo.

Esta es la primera vez que en México se realiza algún estudio de pobreza orientado específicamente hacia la niñez. Así lo destacó Isabel Crowley, representante de la Unicef en México:

“Que este análisis que hoy presentamos no se quede en los escritorios o archivado en las computadoras, sino que sea un punto de referencia para impactar positivamente la vida de estos niños (…) El primer paso en este compromiso es transformar la percepción sobre la pobreza: no es una fatalidad, es una violación de los derechos humanos”.

Si les interesa descargar el estudio completo, da clic aquí.

El problema siempre ha estado ahí, solamente que no siempre queremos ver su gravedad. Ahora lo importante es encontrar una solución y en empezar a trabajar en ella. Si la pobreza ya es algo triste, el que la padezcan los niños es inadmisible.

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas... More by Francisco Alanís

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook