Como ya se anunció esta semana, el próximo año tendremos nuevo álbum y gira de Black Sabbath. Debido al éxito del álbum 13 que los llevó por todo el mundo y les dio ventas como desde hacía décadas no tenían, los caballeros de la oscuridad nos tendrán más temas que ofrecernos y la posibilidad de verlos tocar en vivo, al parecer ahora sí, por última vez.

En el pasado mes de Julio los propios integrantes de la banda habían declarado que el día 4 del mismo mes, en que darían un concierto gratuito en el Hyde Park de Londres, quizás sería la última vez que se les vería en vivo, debido al tratamiento contra el cáncer a  que debía seguir sometiéndose el guitarrista Tony Iommi y que a Geezer Butler “ya le duelen mucho las manos”.

Sin embargo, a pregunta expresa de Ozzy Osbourne sobre si seguirían trabajando con Black Sabbath o ya podía retomar su carrera solista, la respuesta fue afirmativa y el grupo se reunirá de nuevo para grabar nuevo material. Ozzy está ansioso por hacer la gira antes de cumplir 70 años. Geezer Butler dice que tienen 4 temas grabados de las sesiones de 13 y quizás los complementen con 5 temas nuevos.

En 2013 se hizo todo un drama con el baterista original, Bill Ward, a quién habían anunciado en conferencia de prensa como parte de la reunión desde Noviembre de 2012 y en Febrero del siguiente año decidió no participar porque su contrato era “infirmable” respecto a lo que querían pagarle. Ozzy Osbourne ya le había prometido al baterista de su banda solista, Tommy Clufetos, tocar en la grabación de 13, el productor Rick Rubin optó por Brad Wilk, baterista de Audioslave y Rage Against the Machine, luego de desechar a Ginger Baker, el loco legendario de Cream y que Carl Palmer, de los titanes progresivos Emerson, Lake and Palmer declinara la invitación.

Como compensación, Clufetos que elegido para irse de gira con ellos. Aunque hizo un gran trabajo durante toda la gira, a los fans más aferrados de la banda no les convenció del todo por su estilo que aporreaba duro los tambores (cosa que cualquiera puede hacer según Rick Rubin) pero no tenía nada nada del swing jazz/bluesero que caracteriza la mayoría de las piezas grabadas por Bill Ward. Sabemos que quizás Black Sabbath se vaya a la segura y Clufetos repita y que seguramente no piensan invitar a Ward aunque sea la última gira en la historia de la banda, pues alegan que está “demasiado gordo” y no va a aguantar una gira o un concierto completo, presentamos una lista de bateristas que quizás podrían ser una buena opción para la banda y por el mero gusto de variarle y porque soñar no cuesta nada.

Tommy Aldridge

El “Bombardero de Arkansas” es de la edad de los integrantes de Black Sabbath, 64 años. Está en excelentes condiciones físicas y toca como en sus buenos tiempos con Whitesnake, Black Oak Arkansas y el grupo solista de Ozzy Osbourne junto a Randy Rhoads.

Carmine Appice

Ya que su hermano Vinny Appice seguro está descartado por su asociación con Heaven and Hell (la versión de Black Sabbath donde cantaba el fallecido Ronnie James Dio), Carmine también pudiera ser una buena opción tras la bataca de Sabbath. Tiene una vasta experiencia en los más distintos géneros y ha tocado con prácticamente todo el mundo, desde Vanilla Fudge hasta Rod Stewart. No por nada John Bonham de Led Zeppelin le robó dos o tres técnicas.

Brad Wilk

Después de todo ¡él grabó en el disco 13! ¿No es más coherente que sea el baterista de la gira? Además si van a usar las cuatro rolas que quedaron guardadas, sería más que lógico que él se fuera de gira con Black Sabbath.

Mike Bordin

Estuvo tocando con Black Sabbath en el Ozzfest de 1997, conoce el repertorio, es más joven que ellos, tiene toda la energía, el swing y el empuje necesario para resistir una gira con el grupo. Lástima que muy probablemente va a estar ocupado con Faith No More y su nuevo disco en 2015.

Dave Lombardo

¿Demasiado metalero? Dave Lombardo es más que un baterista de Thrash Metal, a lo largo de los años ha demostrado que sus capacidades van más allá del doble bombo a toda velocidad. Luego de ser despedido de Slayer por segunda vez anda disponible en distintos proyectos, tiene mucho poder y claro que es fan de la banda.

Reed Mullin

Es sabido por todos sus fans que Corrosion of Conformity ha construido su sonido mezclando dos elementos importantes: el punk/hardcore y Black Sabbath. Reed Mullin es uno de los mejores bateristas del Stoner Rock y verlo en acción con una de sus más grandes influencias sería un sueño fuera de toda proporción para él y los fans de Sabbath/C.O.C.

FB: IvanNieblas