En Ratodero, una ciudad muy pobre de Pakistán, se vive un drama digno de una película de esas que te dejan en shock. Alrededor de 900 niños fueron diagnosticados nada menos que con VIH y parece que todo es culpa de Muzaffar Ghanghro, un pediatra de la localidad que supuestamente vacunaba a los menores con jeringas recicladas.

Según señalan algunos testimonios recogidos por The New Yor Times, el pediatra utilizaba jeringas que sacaba hasta de la basura, y si algún padre se quejaba por esa situación, los “invitaba” a acudir con otro médico, lo cual le resultaba imposible a muchas familias dada su pobreza.

Enferman 900 niños con VIH en Pakistán porque su pediatra usaba jeringas recicladas

Foto ilustrativa: Getty images

A principios de este año, cientos de menores comenzaron a enfermar y presentaban fiebres incontrolables. Fue en abril cuando se les diagnosticó VIH y las alarmas se encendieron ante el impactante brote de una enfermedad así.

La acusación inicial se dio luego de que las autoridades sanitarias investigaran el motivo de lo anterior, y se encontraban con que todos habían visitado al mismo pediatra, Muzaffar Ghanghro, pues éste resultaba la única opción accesible para esas familias.

 

El hombre fue detenido y acusado pero no recibió sentencia, al menos hasta ahora, porque las autoridades de salud cada vez consideran menos probable que este pediatra sea el único causante del brote. Según sus reportes, en la localidad existen muchos lugares donde se reutilizan jeringas, además de barberos y dentistas que emplean navajas y otros instrumentos sin esterilizar.

Actualmente hay más de mil 100 personas diagnosticadas, entre las cuales se encuentran lo 900 niños menores de 12 años. Ya se registraron varias muertes a causa del virus y se teme que el número real de contagiados sea mayor, pues todavía muchos habitantes no se realizan las pruebas dada la dificultad de llevar el material necesario para el diagnóstico en una localidad tan pobre.