A los 93 años, muere el actor Christopher Lee

El actor Christopher Lee, conocido por su participación en The Lord of the Rings

ha muerto hoy a la edad de 93 años, según reporta Telegraph. Según la fuente, el también conocido por su legendaria interpretación del conde Drácula murió después de ser hospitalizado por problemas respiratorios.

Sir Christopher Lee nació en mayo de 1922 en Londres y comenzó su carrera en 1946, participando en alrededor de 250 producciones, además de ser reconocido su gusto por la música, incluso llegó a incursionar en el metal: en 2006 lanzó su primer álbum, Charlemagne: By the Sword and the Cross, grabación que orquestalmente narraba la historia del rey del medievo Carlomagno y que tuvo una continuación el año pasado con Charlemagne: The Omens of Death.

christopher-lee-metal

Lo anterior no es raro, ya que en sus inicios Lee apareció en pequeñas obras de ópera, en las que demostró grandes dotes vocales que le valieron comenzar a ser altamente cotizado en la industria. Debutó en cine en 1948 con la película  Corridor of Mirror, pero fue hasta 1957 que tuvo su primer protagónico en La maldición de Frankenstein, y al año siguiente con Corridors of Bood perfiló uno de los personajes con el que más se le recuerda: el Conde Drácula, un personaje “atractivo, heroico –y también erótico-, las mujeres lo encuentran irresistible. A todos nos gustaría ser él”, comentó el actor.

christoher lee dracula

 “Creo que la actuación es una mezcla de instinto, imaginación e inventiva. Todo lo que puedes aprender como actor es técnica básica.”

Un actor con porte aristocrático, sir Christopher Lee es conocido entre las nuevas generaciones por su personificación de Saruman en The Lord of the Rings, pero su aportación a la cinematografía va más allá, él:

“…define lo macabro para una generación de amantes del cine de terror con sus retratos escalofriantes del Conde Drácula; en una carrera que se extendió por más de medio siglo Lee interpretó al vampiro siniestro no menos de nueve veces en producciones como Drácula (1958), Drácula, príncipe de las tinieblas (1966) y Los ritos satánicos de Drácula (1973)”, reza el obituario publicado por Telegraph.

Para muchos el mejor Drácula… claro, después de Bela Lugosi. Descanse en paz.

*Vía Telegraph