Como dice un buen comensal luego de empacarse siete quesadillas: “y me pone unas para llevar…”

Así la alcaldesa de Monterrey, Nuevo León, quien no contenta con dejar una administración con adeudos acumulados y una crisis presupuestal, pues se dio el lujo de pedirse tres camionetas blindadas para que sean utilizadas por ella y su familia, una vez que haya terminado su cargo, el próximo 30 de octubre.

Para lo anterior, Margarita Arellanes, nombre de la alcaldesa a la que muchos recordarán por entregar las llaves de la ciudad a Jesucristo, lanzó una licitación el lunes pasado para la compra de dos camionetas Cherokee blindadas… las cuales se pagarán con recursos del Fondo de Fortalecimiento Municipal (Fortanum).

Alcaldesa-entrega-llaves-a-Jesucristo

El fallo de la licitación será dado a conocer el 26 de octubre y la firma del contrato se estaría realizando al día siguiente (el 27), tres días antes de que la panista abandone su cargo.

Esta información es difundida por el diario Reforma, el cual señala que su fuente municipal no quiso dar a conocer de a cómo será la tajadota presupuestal para comprarle un último gustito a la alcaldesa… pero para que no haya quejas de la administración entrante, el gasto fue consultado con el equipo de transición del próximo alcalde regiomontano, Adrián de la Garza.

Margarita-Arellanes_camionetas

Lo que sí pudo revelar el informante es que el pago será hecho en una sola exhibición, para que la próxima administración no tenga que andar aguantando las visitas de los aboneros… Sin embargo, pueden darse una idea del gasto con saber que en 2012 Arallanes desembolsó 5.1 millones de pesos en dos camionetas Yukon para ella y su familia… sólo que esos vehículos ya tienen fallas mecánicas y las dejó de utilizar hace apenas dos semanas.

Por si piensan que la acción de Arellanes tiene un dejo de burla, pues sí: se da en el momento en el que el Congreso local analiza modificar la Ley de Seguridad Pública, con el fin de acotar la protección que se le otorga a los funcionarios. Algo que no estaría nada mal, ya que por el momento un ex alcalde puede tener (claro, de a gratis) un equipo de seguridad que incluye personal, vehículos, armas y equipo de comunicación… esto durante un periodo igual al tiempo en que estuvo sangrando las arcas se desempeñó el puesto.

*Vía Reforma