El Gobernador de Nuevo Léon Jaime Rodríguez “El Bronco”, aseguró durante la firma de un convenio para la Instalación de la Red de Universidades Saludables en 60 escuelas del Estado, que “a una niña gorda no la quiere nadie”.

Además, esta muy desafortunada declaración la realizó frente a padres de familia, donde mencionó lo siguiente:

“Es mejor que nosotros como padres le mostremos a nuestros hijos lo que les va a pasar. Hay que acercarnos y decirles que a una niña gorda no la quiere nadie. Uno como padre tiene que decírselo tal cual porque luego no lo va a entender.”

Pero no conforme con eso, El Bronco decidió defender su postura ante las personas que le escribieron a través de Twitter cuestionándolo sobre su polémica declaración, asegurando que con “gorda”no se refería a un problema de sobrepeso, ¡sino a una mujer embarazada! No bueno, mejor no te ayudes compadre. Ya después puso otro tuit más suavizando su postura, pero ya había regado todo el tepache.

Este convenio, tiene como fin reducir entre los jóvenes los índices de alcoholismo, tabaquismo, obesidad, diabetes y colesterol, además de ofrecer clases de salud, sin embargo toda la atención se centró en sus declaraciones, lejos de celebrar esta medida. Ay Bronco, alguien debería recomendarle un asesor de comunicación para que le explique… o si ya tiene uno, que lo despida.