Ante abucheos a gobernadores en eventos con AMLO, Conago presentará queja formal

Y en una de ésas, ¿no será que los gobernadores del PRI y el PAN se merecen los abucheos por sus malas administraciones? Nahhhh, imposible. Todo debe ser un complot político armado de la forma menos discreta por AMLO y líderes de Morena. Es evidente… ¿sí?

Ante los abucheos de los que han sido objeto mandatarios de la oposición, en eventos en los que acompañan a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el presidente de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago), Alejandro Moreno, adelantó que presentará un escrito formal en el que advertirá a líderes de Morena que así no se llevan… awww…. digo, para advertir que no se permitirá que se continúe desacreditando a los mandatarios con “su vergonzoso radicalismo”.

“Este tipo de prácticas no ayudan al entendimiento entre los tres niveles de gobierno y sí entorpecen el trabajo institucional al que nos debemos”, señaló por medio de tuits el también gobernador de Campeche.

Cárdenas asegura que los abucheos contra gobernadores del PAN y PRI son orquestados por grupos de simpatizantes de Morena… por lo cual, se evaluará la presencia de estos en actividades a futuro, ¿pa’ qué, nomás para que los maltraten?

¿Pruebas?

Ehrrrr… bueno, está el documento que difundió Reforma en el que se plasman órdenes que pudo haber escrito cualquier güey, pero que el diario atribuye a logística al gobierno de AMLO, en coordinación con líderes de Morena. “Al anunciar la intervención del Mandatario Estatal de Oposición ES OBLIGATORIO emitir sonidos y gritos de desaprobación”, reza el mentado documento.


Cuestionado sobre este documento “incriminatorio”, el presidente rechazó que los abucheos sean armados desde su gobierno y, agregó, que en los eventos que hace referencia el titular de la Conago, no ha detectado que las mentadas sean lanzadas de forma deliberada… no obstante, indicó que pedirá que se aclare la autenticidad del documento publicado en primera plana por el Reforma.

El más reciente caso de abucheos contra un mandatario de oposición se dio ayer, en Colima, donde el gobernador, Ignacio Peralta, detuvo su intervención por cerca de tres minutos. “Podemos dejar que se desahogue esta parte de lo que parece ser un protocolo en todas las entidades federativas, para que, después, en esas buenas prácticas parlamentarias, ya me permitan a mí hacer el uso de la voz”, dijo ante las rechiflas en su contra.

Antes de Peralta fue la sonorense, Claudia Pavlovich, y el guerrerense, Héctor Astudillo. En este último caso, el presidente reconoció que notó mano negra, por lo que fue necesario que llamara la atención. Pero bueno, orquestados o espontáneos, el de Colima aprovechó la ola de mentadas para advertir a AMLO que no será uno de sus incondicionales, insinuando que los abucheos ya son parte del protocolo a seguir en los eventos en los que esté presente algún mandatario de oposicion. “Desahogado el punto en la orden del día del abucheo, sigo entonces con mi mensaje: señor Presidente, en esta pluralidad, no podemos ofrecer incondicionalidad, no sería digno”, lamentó Peralta.