El pasado viernes, un niño de 11 años disparó en contra de su profesora y compañeros en un colegio de Torreón, Coahuila. Tres días después, las investigaciones del caso dejan como detenido al abuelo del menor.

De acuerdo con diversos medios, el abuelo del niño del Colegio Cervantes fue detenido por las autoridades acusado del delito de omisión en el homicidio de María Asaff, profesora que fue agredida por el menor antes de que éste se suicidara.

Los 6 heridos tras la balacera en colegio de Torreón están fuera de peligro

Foto: Cuartoscuro

El delito se le imputó al sujeto, debido a que se considera que fue negligente en la tenencia de armas de fuego en el domicilio particular que cohabitaba con el menor agresor. Efectivamente, como lo suponen desde el título de la nota, las armas de fuego con que el niño cometió la agresión eran propiedad del abuelo.

Además, las autoridades rápidamente consiguieron determinar que el hombre no contaba con los permisos correspondientes para poseer las armas. Ya se hicieron las solicitudes a las autoridades de Estados Unidos para determinar cómo ingresaron las armas a nuestro país.

“Es muy lamentable para nosotros dar este tipo de información, porque de alguna forma tememos víctimas inocentes en la persona del menor y en la persona de la maestra que pierden la vida”, comentó en rueda de prensa el fiscal Gerardo Márquez Guevara.

 

Según se prevé, en caso de comprobarse la responsabilidad del abuelo, éste sería condenado a purgar entre 18 y 35 años en prisión. Mientras tanto, luego de su detención fue internado en el penal de Torreón.

De acuerdo con el fiscal, la investigación apunta a que el menor de 11 años habría recibido algún tipo de capacitación o práctica con armas.

Fue el pasado 10 de enero cuando el menor del Colegio Cervantes de Torreón disparó en nueve ocasiones contra sus compañeros y una profesora. El resultado de la agresión fue la muerte de la maestra, así como seis personas heridas. El niño terminó suicidándose.