Crimen organizado tiene de rodillas a empresarios de Acapulco, dice la alcaldesa de Morena

El crimen organizado no sólo incide en la parte norte del país. En temas locales, Acapulco enfrenta una situación compleja, de acuerdo con la alcaldesa Adela Román Ocampo, quien de plano declaró que el puerto y todo Guerrero está “de rodillas” ante los grupos delincuenciales.

La alcaldesa abanderada por Morena declaró: Tienen de rodillas a todo el empresariado y comerciantes en el país, Acapulco y también en Guerrero”. Por lo que ante esta decisión propuso al Congreso local que se aplique y le entre a una legislación al Código Penal para que la extorsión o el cobro de piso sea considerado un delito grave en este estado —a cargo de Héctor Astudillo.

Acapulco-crimen-organizado-extorsiones

Foto: Cuartoscuro.

Es decir, el Código Penal de Guerrero sí contempla a la extorsión como delito. Pero falta un detalle, que este sea considerado como grave para que el delincuente no salga de prisión al pagar una fianza.

En cuanto a la situación de Acapulco de Juárez —donde los profesores ya pidieron que las vacaciones se adelanten para evitar ser extorsionados por el crimen organizado, por aquello del pago del aguinaldo—, Adela Román aseguró que esta es una petición general de tooooooodos los comerciantes y empresarios del pueblo.

crimen-organizado-cuotas-guerrero

Foto: Cuartoscuro.

¿De qué manera la delincuencia organizada ha logrado tener a merced a la población de Acapulco? Según Adela Román, los grupos delincuenciales se han afianzado mediante el control de la vía pública, como apagar las lámparas de las calles en las zonas urbanas y suburbanas del puerto.

En una aparente contradicción, la morenista dijo que los medios de comunicación exageran a veces en las notas, sobre todo en las noticias ligadas a la violencia o las playas contaminadas. ¿Y luego? Por lo pronto, la alcaldesa se enfocó a las acciones del crimen organizado y a proponer que el Congreso de Guerrero haga cambios en el Código Penal local —mientras los profesores adscritos a la SEP (Secretaría de Educación Pública) han pedido la suspensión de clases o un adelanto para las vacaciones y sortear el robo de sus recursos.