Después de que se diera a conocer que enero de 2019 había sido el enero más violento del que se tenga registro en CDMX y tras la gestión de Miguel Ángel Mancera como jefe de Gobierno, la Procuraduría General de Justicia CDMX (PGJCDMX) reveló que en la administración de Mancera se alteraron los datos para “mostrar una falsa reducción” en los delitos.

Según la Procuraduría, el gobierno de Mancera registró algunos delitos como de bajo impacto —y esto sucedió entre enero y noviembre de 2018—.

Las carpetas de investigación

 Y, ¿cómo se percataron de este rollo? En conferencia de prensa, Ernestina Godoy, procuradora capitalina, y su equipo explicaron que de 194 mil 479 carpetas de investigación abiertas entre enero y noviembre del año pasado, la Dirección de Política y Estadística Criminal analizó una muestra de 42 mil 524 indagatorias.

Lo que halló fue que 29 mil 082 expedientes se clasificaron como delitos de bajo impacto y para así demostrar que todo estaba bien en CDMX —no había cárteles como alguna vez enunció Mancera y todo estaba en orden—.

Con esta “maroma” —como se dice en redes sociales—, la anterior administración demostró una falsa reducción en los delitos de alto impacto, según la PGJ.

Los delitos

De acuerdo con el hallazgo de la PGJ, el promedio diario real de estos delitos —cometidos entre enero y noviembre— fue de 170.

Esto significa un aumento del 100% con respecto a las cifras oficiales del delito de alto impacto —que registraba 84.7 al día—.

La respuesta de Mancera

Y, ¿qué dice Mancera? Por lo pronto, el senador del sol azteca está tranquilo y hasta felicitó a Ernestina Godoy por iniciar una investigación sobre su gestión, pero —eso sí— negó que en su gobierno se falsearan los datos, “no hay delitos desaparecidos”.

El problema, según su perspectiva, es la manera en que se catalogaron los delitos…

**Foto de portada: @[email protected]