Después de la filtración de una carta interna de la empresa mexicana, muchos comenzaron a especular que Aeroméxico había despedido al piloto que le reclamó a AMLO sobre la cancelación del aeropuerto de Texcoco. Mientras la oposición se relamía los bigotes con acusaciones infundadas de represión presidencial, la aerolínea aclaró la situación con prontitud: el aviador sigue trabajando con normalidad.

Lo que sí es que confirmaron que le pidieron un informe detallado de aquel incidente que se hizo viral en las redes sociales nacionales.

“El Capitán desempeña el día de hoy sus labores con normalidad en la aerolínea”, señala el comunicado de Aeroméxico. “Se le solicitó un informe detallado única y exclusivamente como parte de los procedimientos establecidos en el reglamento interior de trabajo”. 

La empresa hace hincapié en que el piloto emitió opiniones personales desde la cabina y terminó cayendo en conductas que podrían afectar a la empresa.

sct-abre-investigacion-contra-aeromexico-por-el-vuelo-de-la-extitular-de-semarnat

Foto: Cuartoscuro

Por si no lo recuerdan, el pasado 8 de noviembre, cuando AMLO abordaba un vuelo de Aeroméxico con destino a Yucatán, el capitán (después se le identificaría como Rafael Bolio) tuvo a bien recordarle al mandatario una de sus decisiones más controvertidas.  “Una bienvenida especial al presidente que nos acompaña el día de hoy, esperamos que se sienta a gusto, que disfrute del vuelo. Ojalá lo podamos convencer de hacer el aeropuerto de Texcoco, si no es posible, pues ni modo”, dijo al micrófono.

El mensaje del piloto fue recibido entre aplausos y no le cayó nada en gracia a nuestro presidente.

“¡Santa Lucía!”, recriminó el maduro mandatario federal. “Cada quien, honestamente yo prefiero Texcoco, pero bueno, está bien, no pasa nada”, respondería el piloto en una entrevista posterior.

Pero bueno… en lo que la banda se pelea en redes sociales, Aeroméxico ya confirmó que el piloto que agarró el micrófono como si fuera karaoke para emitir sus opiniones personales sigue trabajando con normalidad. Con todo y que puso en línea la imagen de la empresa y avergonzó de a gratis al presidente.