Aquí, ahorrando como siempre. Esta semana, en el aeropuerto que todavía ni empieza y ya ha tenido más tropezones que Bambi, los precios se salieron del huacal. La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) actualizó los costos de construcción del Aeropuerto Internacional —no se rían— de Santa Lucía y ahora resulta que costará un 17% más.

Según el proyecto presentado, Santa Lucía costará 91 mil 977 millones de pesos… hace un mes (cuando anunciaron que se les atrasó el changarro) el costo era de 78 mil 557 millones de pesos.

De acuerdo con El Economista estos nuevos números representan el 17% más con respecto a la última actualización y un 30% más de lo que se había estimado inicialmente para el Edificio Terminal. Lo único malo, bendita transparencia, es que el desglose de los gastos más recientes está reservado por las autoridades, entonces, a pesar de que anunciaron el aumento, no se puede saber en qué rubros han crecido los costos.

¿Quieren seguir haciendo corajes? Resulta que este nuevo y actualizado precio ahorrador ni siquiera incluye los costos de los estudios (885 millones de pesos), ni los gastos que harán para comprar el nuevo equipamiento técnico de los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (mil 877 millones de pesos).

Este mismo viernes, 2 de julio, Andrés Manuel López Obrador utilizó su conferencia mañanera para defender por enésima vez a su proyecto aéreo en Santa Lucía… aunque se hizo pato con el aumento de los costos.

“¿Por qué tanta ocupación e interés en lo de Santa Lucía? Los que estaban interesados en Texcoco deben entender que nos hace falta construir el nuevo aeropuerto en Santa Lucía que es por el bien de todos y que no puede ser que por intereses económicos se trate de detener, que haya un sabotaje legal con amparos y acciones propagandísticas para evitar que se haga esta obra”, mencionaba el Presidente. “Nos va a significar un ahorro de 100 mil millones de pesos”.

Actualmente, el proyecto de Santa Lucía está detenido hasta que no se haga todo legalmente. Sin embargo, de acuerdo con El Economista, en el informe que presentaron las autoridades hay un extraño punto: la cuatroté dice que el proyecto ya lleva un avance físico del 3%.