Agentes de tránsito aprenderán a defenderse de automovilistas iracundos

¿Ahh, qué no era parte de su entrenamiento? Pues por los videos que en los últimos meses hemos podido ver, parece que no. El caso es que próximamente 3 mil 200 policías aprenderán el legendario arte de echarse un trompo legal… o de menos defenderse de los agresivos automovilistas, así como de los peligrosos delincuentes con los que diariamente tienen que lidiar.

Según palabras de Fernando Martínez Badillo, subsecretario de Control de Tránsito, los polis no se convertirán en armas blancas, nomás se les enseñará en breves sesiones cómo aplicar la Ley que Regula el Uso de la Fuerza (y no precisamente la de Star Wars)…

“Estaremos trabajando a principios de año con la capacitación en el protocolo de detención de probables responsables, la aplicación de la Ley que Regula el Uso de la Fuerza para que el elemento no esté en desventaja”.

Aunque aclaró que los policías ya vienen con ciertos conocimientos de cómo hacerle frente a la delincuencia a puño limpio, esto porque (según) ya aprobaron un curso básico de formación policial, lo que se hará será refinarlos en técnicas de defensa personal y ya de paso en los protocolos para aplicar el uso de la fuerza, así como el protocolo de la detención de probables responsables.

Y sí… los policías podrán agradecerle este curso al oficial de vialidad que deslució en un video ampliamente difundido el mes pasado, en el que se ve cómo un fulano lo abarata porque no le pareció que inmovilizaran su vehículo “sólo” porque estaba estacionado en lugar prohibido.

“Lo que hay que hacer es actualizar al personal porque hechos como los que vimos (en el video) no se pueden permitir. Si los policías sufren alguna agresión física o verbal, o que no le permitan hacer su trabajo la persona puede incurrir en algún delito”.

Así, hace poco los agentes de tránsito fueron instruidos de cómo aplicar el nuevo Reglamento de Tránsito, el cual entró en vigor el pasado 15 de diciembre… lo que ahora procede será cómo usar correctamente la fuerza cuando los automovilistas no se dejen aplicar la ley.

*Vía Reforma