Luego que el viernes pasado la Casa Blanca negara el acceso a una sesión informativa a varios medios de comunicación, no pasó mucho tiempo para que uno de ellos (The New York Times), respondiera.

Ayer, durante la 89 ceremonia de los premios Oscar, el diario estadounidense transmitió un anuncio en el que la frase “La verdad es más importante que nunca” fue una alusión directa a la administración del presidente Donald Trump.

Lo que originó la respuesta del NYT 

Apenas el pasado viernes, la Casa Blanca negó el acceso a medios que se han mostrado críticos con el actual gobierno estadounidense. Con esta polémica e histórica acción, CNN, The New York Times, Buzzfeed, Los Angeles Times, entre otros medios que anteriormente fueron calificados por Donald Trump como “enemigos del pueblo norteamericano” no tuvieron acceso a la conferencia que ofreció el Ejecutivo norteamericano.

Para justificar esta acción, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, comentó que la conferencia de prensa que ofrecería Trump se vio reducida debido a que previamente el mandatario ya se había chutado un discurso bastante extendido en la Conferencia de Acción Política Conservadora… nada alentador el asunto, ya que en ese discurso el republicano dijo que era tiempo de “hacer algo” al respecto de la ríspida relación que su administración tiene con los medios.

Aunque las críticas por esta nueva decisión del encargado de la Casa Blanca fueron casi inmediatas y negativas, el The New York Time no dejó pasar el incidente y aprovechó la transmisión de un evento que es visto por millones de personas -como lo es la entrega de los premios Oscar- para transmitir un anuncio interpretado como un posicionamiento frente al manejo de la información en la era Trump.

“La verdad es que los hechos alternativos son mentiras”.

Contestación indirecta 

Trump no respondió al mensaje del NYT. Sin embargo, del trabajo sucio se encargó el jefe de la Casa Blanca: “Por primera vez el deteriorado @nytimes pondrá un anuncio (y uno malo) para intentar rescatar su fallida reputación. ¡Intenten informar de forma exacta y justa!”, asentó en un mensaje difundido por Twitter.

La distancia entre Trump y los medios de comunicación estadounidenses se acrecentó ayer, con su ausencia en la tradicional cena de corresponsales de la Casa Blanca. Un evento en el que sólo entra lo más selecto del periodismo en Estados Unidos y al que el presidente en turno acude para cabulear con los medios… y en serio: el mandatario en turno da un discurso en el que se ríe de sí mismo y, de paso, de sus adversarios políticos.

Una cena de este tipo que no olvidará Trump, es la que se ofreció en 2011, la que el entonces presidente Obama se pitorreó de él y sus aspiraciones presidenciales.

Una lástima que no haya ido Trump… un buen escritor le pudo haber echado la mano para, ahora él, burlarse de todos aquellos que veían como algo imposible su ascenso al poder.

Hola, soy Álvaro. Estoy en sopitas.com desde hace algunos años. Todo ha sido diversión, incluso las críticas de los lectores. La mejor de todas: "Álvaro Cortés, córtate las manos". More by Alvaro Cortes

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook