El domingo, cuando el huracán Dorian azotaba a Las Bahamas, Trump la hizo de “chica del clima” y salió a informar sobre el impacto que el bólido podría tener en Estados Unidos. El pronóstico era impactante: hasta entidades, como Alabama, recibirían el golpe… ¿y qué creen? Fake.

Además de Florida, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Georgia y Alabama, probablemente serán afectados más (mucho) de lo esperado. Parece que es uno de los huracanes más grandes de la historia. Ya categoría 5. ¡CUÍDENSE! ¡DIOS BENDIGA A TODOS!”, escribió Trump en su cuenta Twitter, el pasado domingo.

trump-afganistan-faz-tierra-guerra-pakistan-destacada

Foto: GettyImages

Luego de que Trump asustó a los paisanos de Nat “King” Cole, la agencia del Servicio Nacional de Meteorología (NWS)  en Birmingham, Alabama, se encargó de calmar las cosas, aclarando que la entidad no sería afectada de ninguna manera por Dorian: “El sistema (de Dorian) está demasiado al este (…) [su paso] no se sentirá en Alabama”, aseguró.

Pese a los señalamientos de los especialistas y que la noticia era positiva (¡un Estado no sería afectado por un huracán!), Trump se montó en su macho y siguió duro y dale con que él tenia otros da… digo, con las afectaciones a Alabama. Además de seguir mandando tuitazos, en reunión con medios en La Casa Blanca, Trump sacó su mapita y cual Yanet García se puso a explicar cuál era la trayectoria que inicialmente se pensaba que seguiría el huracán Dorian.

 

Según indica The Hill, el detalle de esa magnifica presentación (digna de chamaco de secu) fue detectado rápidamente por prensa y redes sociales: para seguir diciendo que Alabama SÍ estaba dentro de la zona de afectación por Dorian, Trump sacó su plumón y añadió a la mencionada entidad dentro del cono de afectación. Seeeeeee, casi ni se notó.

Ante la cábula, críticas y mentadas (incluso ya se bautizó al incidente como el “Sharpiegate”), Trump… ¿aceptó que sus datos estaban equivocados? Pfffff… pos si ya saben: este jueves agarró su celular y rechazó haber falseado información. “En los primeros días del huracán, cuando se predijo que Dorian pasaría por Miami o West Palm Beach, incluso antes de llegar a las Bahamas, ciertos modelos sugirieron fuertemente que Alabama y Georgia serían golpeados mientras atravesaban Florida y al Golfo (…) En cambio, giró hacia el norte y subió por la costa, donde continúa ahora (…) Lo que dije fue exacto!, aseguró.

Bueno, bueno… sí, Alabama sí estuvo en peligro. Por cierto, para no perder la costumbre, el falso señalamiento de Trump (de haberse dado, claro) es meritorio de cárcel: según el código legal de Estados Unidos, hay multa y hasta 90 días de prisión para quienes “publiquen cualquier predicción meteorológica” que altere información de agencias oficiales. Eso y que les sacó un buen susto a los de Alabama.