Foto: Notimex-Francisco Estrada

Operador del PRI es vinculado a proceso, “le tengo afecto personal”: Meade

Para continuar con el seguimiento de este caso que, dicen unos, podría ser una “piedrita en el zapato” para el PRI y sus aspiraciones presidenciales, ayer se dio la vinculación a proceso del hombre señalado como el encargado de operar la triangulación que envuelve a la Secretaría de Hacienda, los gobiernos tricolores de Chihuahua, Tamaulipas y Veracruz, y el PRI Nacional: Alejandro Gutiérrez.

Para continuar con el seguimiento de este caso que, dicen unos, podría ser una “piedrita en el zapato” para el PRI y sus aspiraciones presidenciales, ayer se dio la vinculación a proceso del hombre señalado como el encargado de operar la triangulación que envuelve a la Secretaría de Hacienda, los gobiernos tricolores de Chihuahua, Tamaulipas y Veracruz, y el PRI Nacional: Alejandro Gutiérrez.

Por el delito de peculado agravado y presunto desvío de 250 millones de pesos, un juez de Chihuahua vinculó a proceso a quien fuera secretario del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en los tiempos de dirigencia de Manlio Fabio Beltrones, Alejandro Gutiérrez. Por esto y ante el riesgo de que se sustraiga de la justicia (que se dé a la fuga, pues), al susodicho se le impuso prisión preventiva por seis meses, mismos que habrá de pasar en el Cereso Estatal del municipio de Aquiles Serdán.

De acuerdo con Reforma, durante el tiempo en que Gutiérrez esté encerrado, la Comisión Nacional Bancario y de Valores llevará a cabo una investigación complementaria, la cual se prevé que tendrá una duración de cerca de cuatro meses. Efectivamente, no estaría de más echarle ojo a profundidad a las cuentas del PRI, ya que además de los 250 millones de pesos que el gobierno de Chihuahua recibió del gobierno federal (con aval de Hacienda) y envió al liderazgo priista -los cuales fueron a dar a campañas electorales- Gutiérrez también se habría favorecido con un contrato de 4 millones de pesos. Según lo investigado hasta ahora, Gutiérrez destinó ese dinero a su empresa “Jet Combustibles S.A de C.V” por servicios ofrecidos al gobierno estatal de Chihuahua… obviamente, esos servicios nunca fueron prestados.

Esto último corresponde con el esquema con el que presuntamente se logró triangular los recursos federales a las campañas electorales del PRI: de acuerdo con la declaración hecha por el exsecretario de Hacienda de Chihuahua, Jaime Herrera, una vez que el gobierno de Coahuila recibió dinero federal, lo desvió utilizando empresas fantasmas a las cuales se otorgó contratos por servicios nunca prestados. Una vez “gastado” el dinero, éste se envió al priismo nacional, el cual lo distribuyó para sus respectivas campañas.

Pero bueno, como era de esperarse, el actual líder nacional del tricolor, Enrique Ochoa y el precandidato presidencial del partido, José Antonio Meade, ya se deslindaron del asunto. ¿No les creen? Ahh, pues no les crean a ellos, sino al gobernador de Chihuahua, Javier Corral, quien fue quien los deslindó de alguna implicación en el desvío de recursos.

Pese a lo anterior, Meade aceptó que conoce bastante bien al implicado y, por ello, estará al pendiente de que no se le vaya a soltar la lengua de más… digo,  que su proceso se desarrolle con satisfacción:  “Estaremos pendientes, yo le tengo afecto en lo personal, lo conozco y espero que se aclare todo a satisfacción”, comentó durante una entrevista ofrecida en su gira por Sonora. Eso sí, muy amigos, pero Meade aseguró que ninguna de las transas de Gutiérrez alcanzará a su campaña, ya que -prometió- los actos que haga en su intento de llegar a Los Pinos no contarán con financiamiento ilícito (ajá). “Que no quepa la menor duda de que en esta campaña no va a haber absolutamente un peso que no tenga un origen lícito y del cual no se puedan rendir cuentas”.

 

Top Relacionadas