En medio de denuncias de irregularidades, compra de votos y corrupción, este miércoles la Comisión Nacional de Proceso Internos del PRI anunció que tras el conteo de votos resultó ganador Alejandro Moreno Cárdenas como líder nacional y Carolina Viggiano como secretaria general.

La pareja obtuvo un millón 603 mil 725 votos, seguidos apenas por Ivonne Ortega Pacheco y José Encarnación Alfaro que registró 177 mil 298 votos, así como Lorena Piñón y Daniel Santos que se llevaron nomás 49 mil 251.

Este mismo miércoles por la tarde, a las 19:00 horas, se hará entrega de la constancia de mayoría a los ganadores y el próximo domingo Alejandro Moreno, mejor conocido como “Alito”, asumirá como nuevo dirigente nacional del PRI.

Unas horas antes de iniciarse la votación, el equipo de la candidata Ivonne Ortega denunció que algunos paquetes electorales fueron abiertos. Además, denunció que se habían sustraído boletas y demás irregularidades que atentarían contra los principios de legalidad del proceso.

“Los paquetes partieron con los Enlaces Operativos para ser distribuidos, sin la debida vigilancia de los representantes de los candidatos que los custodiarían, dando con ello lugar a prácticas que afectan la legalidad y certeza del proceso”, denunciaron los abogados de Ortega.

Pero no fue lo único. Denuncias señalaron que mayormente en el Estado de México, Coahuila, Guerrero, Oaxaca y Chihuahua se registraron acarreo de votantes, urnas embarazadas, compra de votos y hasta el uso de padrones electorales rasurados.

Para acabarla de amolar, la candidata Lorena Piñón aseguró que la participación de los priístas fue muy baja, “hubo apatía de la gente y falta de difusión”.