Foto: shutterstock.com

Siempre un paso adelante: Alemania aprueba opción del ‘tercer sexo’ en actas de nacimiento

Hay varias razones para decir que Alemania siempre va un paso adelante en Europa y el mundo. Una de estas es la aprobación en la Cámara de Diputados para que el tercer género pueda ser registrado en el acta de nacimiento de una persona —como “diverso”—.

En reconocimiento de los derechos de las personas intersexuales —aquellas que presentan una diferencia entre su sexo cromosómico y sus órganos genitales—, este viernes, Alemania legalizó el tercer género en las actas de nacimiento.

O sea, en el acta además de “masculino” o “femenino” se podrá encontrar la categoría “diverso”. Esta decisión se fundamentó en un largo análisis del caso —el Tribunal Constitucional Federal dictaminó que tendría que estar disponible para los ciudadanos y ciudadanas alemanas, en todos los registros del país—.

“Diverso: Bundestag adopta la opción de terceros”: Der Spiegel.

Finalmente, el gobierno de coalición  —del partido conservador (Unión Demócrata Cristiana) de Angela Merkel y los socialdemócratas— se decidió por una medida que ha sido impulsada desde comienzos del 2000 y fue dictaminada por la Corte Constitucional, en 2017.

Vale mencionar que esta propuesta se enraizó en 2003, cuando el gobierno dio el primer paso al permitir que los padres de los recién nacidos podían dejar pendiente el género de su bebé en un caso de intersexualidad— en el certificado de nacimiento, el objetivo era que los pequeños pudieran elegir su sexo, mediante los estudios pertinentes para definirlo o mantenerse sin género.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, entre el 0.05% y el 1.7% de la población en el mundo es intersexual y los trabajos por su reconocimiento se han llevado a cabo en países como Holanda o Austria.

Con respecto al caso de Alemania, hay algunos grupos de derechos humanos que han señalado que estas medidas no son suficientes. ¿La razón? Para hacer los cambios en el registro de nacimiento, es necesario que los solicitantes muestren un certificado médico.

En fin, estos son los primeros pasos en Europa para el reconocimiento de los derechos humanos de las personas intersexuales.

**Con información de AFP y Deutsche Welle.