Foto: Getty Images.

Rebrote de coronavirus en rastro de Alemania obliga a 360 mil personas al reconfinamiento

La situación resultó más grave y ahora 360 mil personas alemanas tendrán que volver al confinamiento tras el rebrote de coronavirus en un rastro —ubicado en la comunidad de Rheda-Wiedenbrück. De esta manera, la población del distrito de Gütersloh  deberá aplicarse con el cierre de bares, museos, gimnasios, escuelas y reducir sus contactos.

Estas restricciones las anunció el ministro presidente de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, al observar que la comunidad de Rheda-Wiedenbrück ha contabilizado más de mil 500 casos de coronavirus.

rebrote-coronavirus-rastro-alemania.

Foto: Getty Images.

Esto sucedió después de que se confirmara un rebrote en el rastro Tönnies —donde mil 553 empleados dieron positivo a coronavirus y casi siete mil están en cuarentena.

Regresan al confinamiento

Para no jugársela, las autoridades de Renania del Norte-Westfalia decidieron aplicar el reconfinamiento en todo el distrito de Gütersloh hasta el 30 de junio.

De por sí el rebrote en el rastro Tönnies superó el límite de contagios establecido —50 casos en una semana por cada cien mil habitantes— por las autoridades para retomar las restricciones sanitarias.

Alemania-rebrote-coronavirus-rastro-Norte-Westfalia

Foto: Getty Images.

Las restricciones comenzaron con el cierre de guarderías, escuelas y restaurantes. Sin embargo, debido al aumento de casos entre los trabajadores del rastro y los vecinos de Rheda-Wiedenbrück, se optó por una acción un poco más agresiva y es regresar al confinamiento a los 360 mil habitantes del distrito de Gütersloh.

Hasta el momento —estas son buenas noticias para Alemania— a nivel nacional no se ha detectado una nueva escalada o rebrotes. Sin embargo, el gobierno de Alemania está al tanto de los rebrotes locales, como sucedió en el rastro de Gütersloh o en una zona de viviendas en Gotinga.

Gütersloh-rebrote-alemania-coronavirus-rastro

Foto: Getty Images.

Por cierto, el gobierno de Alemania maneja varias hipótesis sobre el rebrote en el rastro Tönnies. Una de estas señala que el virus se pudo propagar debido a la refrigeración de las instalaciones.

Otro apunta a la apertura de las fronteras. Es decir, varios de los empleados contagiados provienen de Europa del este y durante la etapa de desconfinamiento, algunos pudieron viajar a otros países para visitar a sus familiares.

De esta manera, se trataría de casos importados de coronavirus. Sin embargo, hasta el momento no hay nada claro y la acción del gobierno de Alemania se enfoca en mitigar los casos y evitar la propagación del virus —mientras intenta reactivar su economía.