En América Latina existe una preocupación por parte de organizaciones internacionales —la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)— por el aumento de los asesinatos de activistas y personas defensoras de derechos humanos —en este diagnóstico, México está en la lista.

En contexto del Mecanismo de Acciones Conjuntas para la protección de personas defensoras de derechos humanos en las Américas, estas organizaciones indicaron que en los primeros cuatro meses de este 2019, las cifras de homicidios van en aumento en nuestro país:

Se ha registrado el asesinato de al menos nueve hombres y una mujer en el periodo de enero a abril —mientras que en todo 2018 se documentaron 13 casos. Y —ojo aquí— porque la preocupación de la ONU y la CIDH radica en que la mayoría de las víctimas sin indígenas.

Samir-Flores-activistas-Morelos-México

Miles de personas participaron en las diversas marchas que se realizaron para conmemorar el día del trabajo en la capital del estado. En la imagen una manta donde se exige justicia en el caso del asesinato del activista social Samir Flores. Foto: Cuartoscuro.

México

En el conteo de México, figuran los nombres del defensor de derechos humanos en Chiapas, Sinar Corzo; los defensores Noé Jiménez Pablo —beneficiario del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas—  y José Santiago Gómez, desaparecidos el 17 de enero pasado, cuando estaban en un plantón en el Palacio Municipal de Amatán, Chiapas… y cuyos cuerpos sin vida fueron encontrados el 18 de enero.

El registro contabiliza el asesinato del activista por los derechos de la comunidad LGBTI, Óscar Cazorla, quien murió el 9 de febrero pasado, en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. El defensor indígena Samir Flores y Abiram Hernández Fernández, activista asesinado el 30 de marzo, en Veracruz.

Foto: Cuartoscuro.

América Latina

¿Y el resto de Latinoamérica? Países como Honduras, Brasil, Costa Rica, Perú y Guatemala están bajo la lupa de la ONU y la CIDH, por la alerta de los homicidios de los defensores de derechos humanos. Como en el caso de México, también existe un registro de personas indígenas y activistas por el medio ambiente y la defensa de los pueblos originarios.

¿Qué hacer?

A 2019 le queda un largo camino y tanto para México como el resto de América Latina la chamba de estas organizaciones radica en promover las normas internacionales de derechos humanos entre las respectivas administraciones ya apoyar a los ciudadanos y ciudadanas en la reivindicación de sus derechos y la denuncia de las violaciones.

**Foto de portada: Cuartoscuro.