Foto: Twitter

Alfredo del Mazo, “duro y con todo”: en dos semanas quemó 47 mdp

Con ganas de no soltar el hueso de su partido, digo, de gobernar para bien de los mexiquenses, Alfredo del Mazo le hace honor a su lema de campaña y se está dejando ir “fuerte y con todo”… pero en los gastos, ya que en menos de dos semanas se aventó una cuenta que causará agruras a quienes ya se cansaron de barrer tanta propaganda convertida en basura.

De acuerdo con Reforma, Del Mazo Maza se aventó la puntada de sumar 47 millones de pesos a una campaña que iba un tanto “moderada”. Así, de 19.1 millones, ahora reporta un gasto de 66.4 millones de pesos… y lo que le falta.

Alfredo del Mazo, candidato del PRI a la gubernatura del Estado de México

Foto: Facebook

Con lo reportado hasta ahora (y súmenle lo no reportado), el cabecita de cebolla se convierte en el candidato gubernamental del Edomex que más ha gastado, al aumentar 350% las cifras monetarias dadas a conocer el pasado 10 de mayo.

Y si lo anterior les dio coraje, de esos con los que se recomienda no comer aguacate (si les alcanzara para comprar aunque sea un kilo), lo mejor viene a continuación: entre los seis aspirantes a sentarse en la grande del Edomex se reportan el derroche de 215.7 millones de pesos… cuando apenas hace dos semanas se habían reportado 140 melones. Es decir, la cuenta de las campañas subió 75.7 millones.

Y lo que le falta: tiene para gastar 123.4 millones. ¿Quién pompó?

No sólo la “mafia del poder” gasta en grande, también a Delfina Gómez le gusta abrir la billetera: hasta ahora lleva 32.2 millones de pesos quemados… claro, nada comparable con Josefina Vázquez Mota, quien ya desde hace rato luce como posible perdedora, pero aun así se aventó un gasto de 65.2 millones. Por su parte, el perredista Juan Zepeda se ve moderado (lleva 41 millones de pesitos), pero no tanto como el petista Óscar González, quien sólo ha podido gastar 8.9 millones.

Ojaló todos fueran como Teresa Castell: sólo 1.7 milloncitos de pesos.

Por cierto, el tope de gastos de campaña es de de 285 millones 566 mil 771 pesos: serán las elecciones estatales más costosas de la historia, equiparables a las presidenciales de 2012.