Foto: Presidencia.

10 gobernadores de oposición exigen la salida de Hugo López-Gatell

Actualización

Por medio de su cuenta de Twitter, el Gobierno de Chihuahua titulado por Javier Corral informó que no participó en la discusión ni conoció el texto en que “por error se incluyó su firma”.

***

¡Ya salió el peine! Por medio de una carta que firman 10 gobernadores de oposición, la “Alianza Federalista” afirma que la economía cayó “a un nivel jamás visto“, que México es el tercer país con más muertes en el mundo, que la crisis dejará 10 millones más de pobres y que cada hora están muriendo 27 personas por COVID-19 frente a un “gobierno Federal que durante más de 5 meses no ha mostrado la capacidad de autocrítica que le permita corregir errores“.

Afirman que falló la estrategia de contención, las medidas sanitarias y el vocero y responsable del manejo de la pandemia, Hugo López-Gatell, solo miente y cae en contradicciones sobre las proyecciones y las estrategias a implementar.

“La receta del doctor Gatell ha tenido terribles consecuencias, pero sigue presumiendo que hay camas disponibles y que los hospitales no se saturan como en Italia o Nueva York”, se lee en el texto.

hugo-lopez-gatell-cubrebocas-recomendacion

Foto: Presidencia

Van por la cabeza de Gatell

Es por lo anterior que los 10 gobernadores exigen al Gobierno Federal la salida “inmediata” de Hugo López-Gatell y que se ponga al frente a “un experto en la materia, con conocimiento y humildad para entender en toda su dimensión los temas de esta crisis de salud tan grave“.

Los gobernadores que firman la carta difundida en redes sociales son:

  • Martín Orozco de Aguascalientes
  • Javier Corral de Chihuahua
  • Miguel Riquelme de Coahuila
  • José Ignacio Peralta de Colima
  • José Rosas Aispuro de Durango
  • Diego Sinhue Rodríguez de Guanajuato
  • Enrique Alfaro de Jalisco
  • Silvano Aureoles de Michoacán
  • Jaime Rodríguez de Nuevo León
  • Francisco Javier García de Tamaulipas

Afirman que en estos 5 meses de la pandemia se ha politizado el uso de un mecanismo de protección como es el cubrebocas y que tuvieron que morir 35 mil personas para que Gatell aceptara a medias su uso, lo que ha generado confusión en la población.

Afirman que se ha intentado trasladar la responsabilidad del manejo de la epidemia a los gobernadores estatales y municipales con un semáforo que “ha asfixiado las economías locales”.