Lo que se sabe de la agresión que sufrió una estudiante dentro del CCH Azcapotzalco

Minutos antes de las 10 de la mañana del pasado viernes 21 de febrero, una alumna del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Azcapotzalco, fue atacada en uno de los baños del plantel por dos sujetos con pasamontañas que le dejaron varias heridas en los brazos –las cuales fueron provocadas con una navaja– y un brazo dislocado.

En un comunicado que el plantel lanzó a través de sus redes sociales, CCH Azcapotzalco detalló que la alumna atacada fue atendida inmediatamente por el servicio médico de la escuela y que estaba fuera de peligro gracias a que se había activado a tiempo el protocolo junto a las autoridades del plantel y los padres de familia de la joven afectada. “Reprobamos categóricamente todos los actos de violencia ejercidos contra las mujeres. Asimismo, se informa que se han levantado las actas correspondientes”, mencionó la institución.

De acuerdo con Animal Político, el secretario general del CCH Azcapotzalco mencionó que en el baño se recolectaron evidencias que podrían ayudar a la investigación de lo ocurrido, sin embargo, en una asamblea estudiantil en donde estuvieron presentes el secretario y el director del plantel, Javier Consuelo Hernández, los alumnos acusaron a las autoridades de alterar la escena, pues limpiaron el baño y lo reabrieron a las pocas horas de lo ocurrido.

Por otro lado, el Colectivo Ácrata Feminista hizo un llamado a la comunidad universitaria para llevar a cabo una asamblea, pues además de que es grave la agresión a la compañera –y que ésta haya sucedido dentro de la escuela– los sujetos que utilizaron capucha lo hicieron para reforzar la idea de dar una mala impresión sobre las personas que la usan. “La CAF repudia totalmente la criminalización y estigmatización de la capucha, así como el uso indebido de esta”.

Este suceso se da 15 días después de que los alumnos entregaran las instalaciones a las autoridades de la universidad, pues como recordarán el CCH Azcapotzalco estaba en paro para exigir a las autoridades universitarias que se atiendan las denuncias de acoso sexual y violencia de género que se han presentado en la mayoría de los planteles y facultades de la UNAM. Hasta el momento no se conocen la identidad de los agresores.