Amenaza de balacera en universidad de Yucatán; “estaba jugando”, dice el culpable

¿Recuerdan que Yucatán siempre aparece hasta arriba en todas las mediciones de seguridad y que cada vez más personas huyen a Mérida para llevar una vida tranquila? Pues no hay estadística que te ayude frente a la estupidez humana: este lunes, 7 de octubre, la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) tuvo que cerrar sus puertas ante la amenaza de una balacera que circuló en redes sociales.

Al final del día todo resultó ser un chacarrillo de pésimo gusto. “Estaba jugando”, dijo el ‘El Bromas’… digo, el alumno involucrado en la amenaza, de acuerdo con el Diario de Yucatán.

Todo empezó durante el fin de semana cuando comenzaron a circular mensajes de WhatsApp de un joven llamado Yael en los que amenazaba con ir a la escuela a iniciar una balacera. Específicamente, decía que iba a ir a la Facultad de Ingeniería a “liberar su ira (…) matando a cuantos pueda”. En el chat aparecía avisándole a sus amigos, que “al chile” mejor no fueran a la escuela. “Sería cagado que te mate sin darme cuenta”.

“Conseguí un revólver 45 y una escopeta c15 (…) tengo 40 balas del revólver y dos cajas de cartuchos (…) así que por favor no vayan”, escribió.

amenaza-balacera-yucatan-broma-estudiante-universidad-uady-mensajes

Los mensajes cobraron tanto vuelo en la sociedad de Yucatán y la amenaza se escuchaba tan creíble que las autoridades de la Universidad —y las del Estado— se tomaron todo el asunto muy en serio: cancelaron las clases y organizaron un operativo tremendo en las instalaciones.

“Un par de policías se estacionaron a unos metros de la entrada de la facultad, llevaban unos rifles de alto calibre, mientras otros vehículos de la SSP rondaban por la zona y se detenían cerca de las instalaciones”, cuentan los medios locales. Al mismo tiempo, el director de la Facultad de Ingeniería anunció que se cancelaban las clases “para garantizar la seguridad de todos”. Sucedió lo mismo en la Facultad de Ciencias y en la de Matemáticas.

De acuerdo con el Diario de Yucatán, el joven Yael ya habló sobre lo sucedido y el facepalm se escuchó hasta la Ciudad de México.

En otros mensajes recuperados de WhatsApp, el estudiante de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) señaló que todo era una broma. “(…) El caso es que estaba jugando, no tengo armas ni voy a matar a nadie. Solo trataba de pasar el rato, no te molestes viejo…”, escribió el brillante alumno que presuntamente ya fue expulsado de la escuela. “La cagué”, admite.

*Con información del Diario de Yucatán y SIPSE