Foto: Presidencia.

“Sí dije al ‘carajo los ambiciosos’ pero es de aplicación universal”, aclara AMLO

Ya para rematar la información en la conferencia mañanera de este viernes 30 de agosto, AMLO aceptó que sí dijo la frase que ha causado polémica entre los morenistas. “ No es ninguna grosería”, explicó el mandatario al acreditar la declaración de “al carajo los ambiciosos vulgares”.

¿Y luego? Según AMLO, “carajo” no es una palabra tan fea como se ha comentado y resaltó que lo dijo en contexto de la reunión con diputados y senadores de Morena —en el caso de los legisladores del Senado, las cosas no han marchado del todo bien debido al pleito entre Ricardo Monreal y Martí Batres.

“Encontré la definición del ‘carajo’ o ‘al carajo’ y tiene que ver con la navegación, el mar, con lo marino. No es tan fea. Cuando los marinos se portaban mal en los viajes, los mandaban a una especie de canastilla en lo alto que se conocía como ‘el carajo’. ‘Vete al carajo’, es ‘vas castigado, vete a la canastilla’. No es ninguna grosería”, explicó el mandatario después de darse una vuelta por las definiciones de las palabras y frases.

“Sin ideales”

AMLO ha insistido en que no incidirá en las decisiones de Morena. Cuando sucedió el pleito entre Ricardo Monreal y Martí Batres —¿lo recuerdan?— por el poder en la Mesa Directiva del Senado, el mandatario intentó desmarcarse y declaró que su función no era tomar parte en las decisiones del partido. Sin embargo, el día de ayer, la frase del “carajo” fue tomada en referencia a lo que sucedía al interior de Morena.

Peeeeero, esta mañana AMLO insistió en desmarcarse y dijo que se refirió a aquellos que no tienen “principios ni ideales”. “El que es un ambicioso vulgar no debe dedicarse al noble oficio de la política, se debe ir al carajo. Eso fue lo que dije… es de aplicación universal.

En fin, sólo para contextualizar este rollo el día de ayer se llevó a cabo la Plenaria de Morena —la reunión a la que se dan cita los legisladores, en este caso morenistas. Y fue justo entre los muchachos del Legislativo que trascendió la ya controvertida frase “al carajo los ambiciosos vulgares”, que nos remite un poco a 2006 con “al diablo con sus instituciones”.

**Foto de portada: Presidencia.