Este viernes durante la clausura de la 82 Convención Bancaria en Acapulco, el presidente Andrés Manuel López Obrador les pidió paro a los banqueros para que bajen las comisiones a los clientes y aclaró que para esto no va a impulsar ninguna ley, sino que los bancos pueden bajar sus comisiones mediante la competencia.

Explicó que si no existen los monopolios va a haber muchos bancos, lo que se traduce en competencia y entonces las condiciones que se ofrecen a los clientes tendrán que mejorar.

En este sentido, el mandatario incluso puso sobre la mesa la posibilidad de otorgar más concesiones a bancos para que haya un mejor servicio.

Para ello, propuso ante el público que el próximo año se pueda otorgar un reconocimiento a la institución financiera que tenga las mejores comisiones del mercado.

Además durante este evento, el presidente de Banco Azteca, Luis Niño de Rivera, asumió la presidencia de la Asociación de Bancos de México.