“¡Haaaaaay chamba!”, esta mañana este fue el anuncio en la conferencia de AMLO, ¿con motivo de qué? Como sabemos ha pasado de todo en este combate que lleva a cabo el gobierno Federal en contra del huachicoleo y en este contexto, Obrador y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) dieron a conocer que ya se abrieron dos mil lugares para aquellos o aquellas que se quieran apuntar como conductores de las pipas.

Para cerrar la jornada de las mañaneras, Luisa María Alcalde, titular de la STPS, explicó los requisitos para aquellos que estén interesados en este empleo:

  • Tener entre 25 y 60 años.
  • Contar con la licencia federal tipo E, la licencia B o C con dos años de antigüedad.
  • Acreditar buen estado de salud.
  • Contar con una identificación oficial con fotografía, acta de nacimiento, CURP, comprobante de domicilio y currículum.
  • Contar con “buena reputación”.
  • Aprobar el examen de conducir.

Foto: Comunicación Social Presidencia.

Y, ¿luego?, ¿el gobierno cómo pagará este trabajo? Por lo pronto, lo que AMLO explicó es que los trabajadores tendrán las prestaciones de ley, seguridad social y… bueno, un sueldo “atractivo garantizado”… de cerca de 14 mil 500 quincenales, —dijo el Peje cuando fue cuestionado por los dinero—.

Además, ¿qué hay de la seguridad de los conductores por aquello de los robos en carretera o accidentes? Se supone que la distribución será en convoyes organizados para garantizar la seguridad.

En fin, si alguien está interesado, la recepción de solicitudes será de este viernes 18 al lunes 21 de enero, de las 09:00 a las 18:00 horas, en el Campo Militar 1A, puerta 3 entrando por avenida Conscripto y puerta 8 entrando por Periférico Boulevard Manuel Ávila Camacho, Naucalpan, Estado de México.

Parte del DNIII

De acuerdo con el discurso oficial, la convocatoria se abrió para apoyar en las labores de distribución de combustible, “evitar el robo y combatir a la corrupción”.

Según los planes, este programa se integrará al DNIII para garantizarle a la población el abasto de combustible en “cualquier circunstancia”.

En este escenario, vale recordar que el gobierno Federal anunció la compra de alrededor de 500 pipas —las cuales quedarán bajo el resguardo y operación de la Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional)—.

La operación de Sedena

Este plan tiene como objetivo distribuir 200 mil barriles diarios, con la promesa de López Obrador de que vamos caminando a la normalidad y que este plan es sólo para reforzar la distribución.

Sin embargo —y ojo aquí—, como el plan se incorporó al DNIII, la batuta quedará entre el Ejército, la Marina y la Policía Federal, con la operación de 10 mil elementos.

ductos-perforados-foto-oficial

Ductos perforados // Fotografía: Comunicación Social Presidencia

**Foto de portada: Comunicación Social Presidencia.