Mientras que calificadoras, especialistas financieros, Monhi Vidente y tuiteros de esos que según le saben a todos los temas, pronostican que este año no habrá un crecimiento económico significativo (y de empleos, mejor ni hablamos)… AMLO tiene otros datos.

De acuerdo con el presidente, en el trimestre correspondiente a enero-marzo 2019, se crearon 269 mil 143 nuevos empleos, lo cual representa el mayor incremento en la creación de trabajos en la última década (en un periodo similar, tampoco se emocionen tanto). Esto, según números reportados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

¿Y qué tiene que ver el IMSS en el asunto?

Ah, pues en que el número señalado fue el de nuevos trabajadores asegurados. Pero bueno, si no creen, “se entregará toda la información para que se pueda constatar su certeza”, prometió AMLO.

[Esto] quiere decir que está creciendo la economía. Está en pie la apuesta con los especialistas, con los bancos, con las corredurías, con los financieros que han pronosticado que vamos a tener menos crecimiento de lo que estamos estimando. Aceptamos el desafío. En una de ésas, les vamos a ganar”, retó el presidente.

Apenas hace unos días, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo los pronósticos de crecimiento para México en 2019 y 2020, esto debido a la supuesta falta de certidumbre que ofrecen las políticas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador… las cuales acaban impactando en la inversión, según señala el FMI.

En México, ahora se pronostica que el crecimiento se mantendrá por debajo del 2 por ciento en 2019-20, una reducción cercana al 1 punto porcentual para ambos años con respecto a octubre. Estos cambios, en parte, reflejan cambios en las percepciones sobre la dirección de las políticas en la nueva administración del país”, se indica en el informe “Perspectivas Económicas Globales”.

La nueva previsión del FMI es 0.5 y 0.3% debajo de lo estimado en enero y 0.9 y 0.8% inferiores a los pronósticos publicados en octubre del año pasado.