¿Se acuerdan del escándalo que se armó en redes por una nota de El Universal en la que aparecía el hijo menor de AMLO a su regreso a clases luego de romperse la patrulla?, ¿No? Bueno, pues como sea, el asunto ha vuelto a cobrar notoriedad gracias a unas declaraciones del presidente electo… con respuesta del periódico y toda la cosa.

Andrés Manuel López Obrador consideró que es algo exagerado -aunque complejo –quitarle la chamba a comunicadores por publicar fotos de políticos, esto en relación a los supuestos despidos que El Universal ejecutó por la carrilla en redes que se desató luego que se publicó una nota (con imágenes, claro) sobre el regreso a clases del vástago del tabasqueño luego de romperse la pierna.

 

El asunto “tiene que ver con la libertad, hasta dónde se puede hacer lo que se publicó, es debatible”, señaló AMLO. “Está de por medio la libertad, no importa que sea mi hijo… no creo yo que amerite que se despida a periodistas que tomaron la decisión de publicar esa fotografía”, añadió el presidente electo, para después solicitar al medio – El Universal – que no sean gachos y le regresen su chamba a los susodichos… si es que los despidieron por publicar la información relacionada con su hijo menor. “Ojalá me escuchen”.

Y bien que lo escucharon… ¿si reinstalaron a los periodistas? Pues no… y no porque quieran desatender las solicitudes del presidente electo, sino porque… ¿por qué regresarle su chamba a alguien que renunció por cuenta propia?

De acuerdo con el mensaje enviado por El Universal, “el periodista que estaba a cargo de la edición del contenido ese día, cometió un error y debido a ello presentó su renuncia, la cual le fue aceptada”.


Lo anterior no quiere decir que el periódico no crea que estuvo algo manchado publicar foto del hijo de AMLO en una nota intitulada “Hijo de AMLO, recargado… y motorizado”. De hecho, El Universal señala que los responsables de esa información incumplieron su código de ética, el cual establece “en atención a los lineamientos respecto a los menores de edad, se utilizarán recursos técnicos (…) para la presentación de materiales”… pero bueno, ellos no los corrieron. El susodicho (el comunicado sólo hace mención al caso de uno de los periodistas) presentó su renuncia y ellos nomás la aceptaron. Sin más.

La semana pasada, al difundirse la nota en la que el hijo menor de López Obrador aparecía en un carrito – su forma de moverse, luego de accidentarse – Beatriz Gutiérrez Müller fue la primera y principal en reclamar el trato que el periódico dio al chamaquín. #ConLosNiñosNo, pidió la esposa de AMLO, en rechazo a la publicación de fotos del menor. En respuesta, El Universal quitó la publicación de circulación y aseguró en Twitter que “se respeta la vida privada de las personas y sobre todo en el caso de niños”.