Y se la sabe el expresidente no por ser un genio de la informática, sino porque bien que anduvo espiando a sus críticos y opositores… dicen. Pero el caso es que, después de ver la mañanera, cuando AMLO se aventó a hablar de Pegasus… ¿será que los errores de la administración nacen del desconocimiento que el presidente tiene de ciertos temas (cof, y que parece que nomás no se deja asesorar, cof)?

A la ya tradicional mañanera de hoy, le cayeron varios representantes de una misión internacional que se encuentra en nuestro país para conocer la situación en materia de libertad de expresión… y, además de pedirle al presidente que ya le baje a sus ataques a la prensa, se le expuso que por ahí tienen datos (de la empresa WhatsApp) de que se sigue utilizando en México el software Pegasus.

Y ahí, AMLO muy chiles, respondió…

“¿Pegaso? Ah, claro… pues de todo ese asunto, no he tenido tiempo de verlo con precisión. Pero sí, ya vi que está en streaming… le traigo ganas a la Saga de Hades”.

Bueno, para muchos hubiera sido mejor que AMLO respondiera lo anterior… así, mínimo habría tenido algo que ver. Ya, en serio, lo que respondió fue:

“Nada de mecanismos que tengan que ver con mecanismos de redes sociales, no contratamos bots, no pagamos a las empresas a que se dedican a ese tipo de actividades, yo nunca he pagado para que mis mensajes en redes sociales se difundan…”

Luego de explayarse en su explicación que parecía que no iba a ningún lado, el periodista interrumpió para aclararle el asunto a AMLO. “Sólo para aclarar, señor presidente: el sistema Pegasus es un sistema de espionaje, de intervención de comunicaciones privadas. No necesariamente para difundir”, puntualizó Luis Fernando García, director de R3D, red en defensa de los Derechos Digitales.

Pos lo que sea… “nosotros no estamos metidos en eso”, respondió el presidente, respecto a la posibilidad de que las autoridades federales investiguen para ver quién fregados anda usando el software con el que EPN (dicen) gustaba de espiar a Carmen Aristegui y otros de sus opositores.

“Aquí se decidió que no se iba a perseguir a nadie. Antes nosotros, en la oposición, éramos espiados. Yo empecé a ser espiado desde 1977”, agregó AMLO.

En fin, pese a que estuvo muy atropellado el asunto, García acabó concluyendo que AMLO se comprometió a que su gobierno no usa el software Pegasus y que se investigará a quien lo haga… ah, y que no se adquirirá ningún tipo de sistema de espionaje. Así sea.