AMLO presenta plan para beneficiar a Pemex con 107 mmdp: no adquirirá deuda este año

“Tenemos la firme decisión de apoyar a Pemex y a la CFE”, dijo AMLO al iniciar con su conferencia mañanera en la que anunció las acciones con las que pretenden ver si todavía pueden sacar agua del pozo de estas empresas que, según acusó, las pasadas administraciones dejaron más muertas que las caguamas que al rato ustedes se van a chupar.

“Las saquearon y crearon todo un andamiaje con ese propósito. Parte de ese andamiaje fue la reforma energética, que resultó un profundo fracaso, con todas esas instancias supuestamente independientes, cuando en verdad estaban al servicio de los traficantes de influencias, los saqueadores de Pemex y la CFE”.

 

Y bueno, el plan inicial con el que se pretende – ahora sí – apoya a Pemex “con todo”, consiste en una 1) la capitalización de 25 mil millones de pesos, acción que ya estaba contemplada en el presupuesto de este año; 2) un prepago que está haciendo Hacienda (valga la redundancia) de una deuda que se tiene con la empresa, derivada de unos apoyos que el gobierno federal en su momento asignó a la empresa por la mejora de su pasivo laboral, este prepago tiene un monto de 35 mmdp.

Además, lo más relevante, el gobierno federal incrementa el monto del incentivo fiscal para Pemex: “es un concepto a través de una mayor deducibilidad”, explicó el director corporativo de Finanzas de Pemex, Alberto Velázquez. “Este incentivo fiscal va a representar, por lo menos, la disminución de la carga fiscal para Pemex de 15 mil millones de pesos. “Es importante mencionar que esto será acumulativo a lo largo del sexenio”, agregó Velázquez… esto quiere decir que para 2020 este incentivo podría ser de 30 mil millones de pesos y así, sucesivamente.

 Y bien, aparte de todo lo anterior, se espera que Pemex tenga un resurgimiento económico, de todo lo que – supuestamente – se ha conseguido ahorrar/conservar, con el combate al huachicoleo: por ahí de 32 mil millones de pesos.

Si como AMLO, ustedes se quedaron con cara de “la verdad no entendí nada, pero se oye chido”… Velázquez señaló que, en resumen, todas las acciones y medidas enunciadas servirán para incrementar los beneficios de la empresa en el orden de 107 mil melones. ¿Neta? Pues, pero sólo si todo sale como lo tienen fríamente calculado: “porque se permitirá fortalecer la política de inversión de la empresa”. En el presupuesto se contemplaba nomás 273 mmdp… pero con los incentivos señalados se llegaría a los 288 mmdp. “Un incremento en términos reales de 36%”, presumió el funcionario de Pemex.

Algo aún más importante: a diferencia de administraciones pasadas, el incremento a la inversión no está sustentado en deuda, sino por la empresa (si es que se aplicó como se debe la austeridad republicana) y apoyo de gobierno federal… algo que no ocurría desde hace más de 10 años.

¿Mucha maravilla? Pues así las cosas… y si ni con eso la paraestatal consigue levantar, se evaluará la situación y se destinarán más recursos, si es necesario, advirtió AMLO. “Llegado el caso, el gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda, hará lo que sea para mantener las finanzas de Pemex sanas”, añadió el titular de Hacienda, Carlos Urzúa.