Tras la renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), especialistas y empresarios pidieron a AMLO que revisara las críticas de su exfuncionario y diera certeza en su gobierno. En la conferencia mañanera de este 10 de julio, el mandatario fue cuestionado sobre los personajes que inciden en la SHCP y los conflictos de interés. En el afán de que nada esté oculto, Lopez Obrador salió al paso y afirmó: Yo tuve diferencias con él (Urzúa), yo lo respeto mucho. Pero estamos en un proceso de transición”. Sin embargo, él no fue la única persona con quien el exsecretario de Hacienda tuvo diferencias.

De acuerdo con AMLO, otro de los personajes con quien la política de Urzúa no embonó fue Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia. ¿La razón? La incidencia de Romo en la coordinación de la banca de Desarrollo: “Había diferencias entre ellos, notorias”.

¿Y luego? Para cargar más la pila, Obrador añadió el Plan Nacional de Desarrollo a la historia: “Tuvimos entre otras discrepancias lo del Plan de Desarrollo, que hubieron dos versiones. Y la versión que quedó es la versión que yo autoricé, incluso me tocó escribirlo, porque había otra versión y sentí que era continuismo (a las políticas neoliberales)”.

Es decir, para no hacer largo el cuento: las diferencias entre Urzúa, AMLO y Romo así como el proyecto del Plan Nacional de Desarrollo empujaron al matemático y académico a separarse del cargo.

¿Otros personajes?

El día de ayer, el periodista Mario Maldonado publicó una columna de opinión en El Universal, donde esbozaba sobre los personajes con quien Urzúa topó pared. En el análisis figuró Raquel Buenrostro, titular de la Oficialía Mayor de la SHCP.

Según AMLO, a Raquel Buenrostro le toca la chamba difícil pero que ya ha dado resultados, con el ahorro de 113 mil millones de pesos —de 200 mil millones.

“El gobierno continúa su marcha”, dijo Obrador al admitir que pueden presentarse más renuncias, sin que estas afecten al proyecto o generen crisis en la economía —como sucedió con Urzúa.

¿Nada más? En la lista de las diferencias figuró el SAT (Sistema de Administración Tributaria) y Germán Martínez, exdirector del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social).

El peso fortachón

Después de su discurso sobre la honestidad de Urzúa y del gobierno Federal, AMLO dijo que no hay falla en el tema financiero de nuestro país: El peso está fortachón, aguanta y se recuperó porque tenemos políticas públicas sanas”.

Foto: Presidencia.

En este punto, ya sabes quién reveló que Carlos Urzúa había planteado presentar su renuncia el próximo sábado para no afectar al mercado. Sin embargo, el mandatario rechazó esta propuesta. No hubo necesidad del sabadazo”. Así las reacciones del gobierno Federal ante la dimisión de uno de sus personajes clave el llamado proyecto de la 4T.